¿Qué has de saber antes de realizar un voluntariado en el extranjero?

Saber que eres parte de una iniciativa que aumenta el bien general en el mundo, suena muy bonito, incluso despierta sentimientos gratificantes, pero cuando lo haces como voluntariado en el extranjero la realidad podría ser más dura de lo que imaginaste.

Por esta razón debes pensar detenidamente si de verdad quieres realizar un voluntariado en otro país, porque puede que no estés listo para las cosas que vas a encontrar en ese lugar.

¿Te contamos por qué? Es simple; hay realidades muy duras que debes saber antes de iniciar esta aventura que te resultará muy especial si te preparas al 100%. ¡Sigue leyendo!

 

Trabajar como voluntariado en el extranjero no garantiza un empleo

Después de trabajar como voluntario en una organización, no hay garantía de que alguien te contrate.

Ojo, no podemos negar que estas cosas suceden, pero le ocurren a un pequeño número de voluntarios. Nuestro consejo es que no te hagas ilusiones de que conseguirás empleo al terminar con tu labor.

Lo mejor que puedes hacer es disfrutar la actividad al máximo y conectarte con otras organizaciones, empresas y personas como te resulte posible.

 

No todo es color rosa

El voluntariado en el extranjero tiene un lado oscuro que a muchos nos les gusta. ¿Qué significa esto?, ¿esta actividad tiene un lado negativo? Sí y sí.

Puede pasar que al llegar al lugar donde vas a ofrecer tu voluntariado una persona te acoja en una vivienda con carencias básicas como falta de agua, luz eléctrica y, además estés expuesto a enfermedades.

Esto podría cogerte por sorpresa y no te resultará muy agradable. Mentalízate que no vas a llegar a un hotel cinco estrellas, lo más probable es que duermas unas semanas en pequeñas cabañas o dormitorios, llenando tu barriga la misma comida todos los días.

Ser voluntario te mostrará lo afortunado que has sido en la vida, pero también lo débil que  eres y a su vez lo fuerte que puedes llegar a ser.

 

No vas a cambiar el mundo

Muchos voluntarios se crean falsas expectativas antes de viajar al extranjero, pensando que llegarán al sitio y erradicarán cualquier rastro de enfermedad, pobreza y analfabetismo en la zona.

Por favor, no seas ingenuo, la realidad es más cruda de lo que piensas. Existe un 95% de probabilidad que no llegues a marcar una diferencia enormemente significativa durante tu actividad.

Posiblemente tu labor como voluntario solo ayude a un par de niños pobres a aprender a decir «gracias» en español. O mucho mejor, tal vez  logres hacer que a una madre con VIH tenga un bebé sano.

Es verdad, no cambiarás el mundo ni a la comunidad en general, pero tus pequeñas acciones pueden ser claves para el principio de un cambio y tendrán un valor enriquecedor a nivel espiritual.

De hecho, es posible que algunas personas te amen por lo que estás haciendo por ellos.

 

Puede que te llegues a sentir inútil

Ya que descubrirás un mundo nuevo donde nada es como lo has visto en fotos o en la televisión, seguramente ni te llegues a sentirte como un voluntario sino como una persona inútil.

Suena muy crudo, pero la mayoría de las veces serás alguien que solo servirá para cargar un balde de agua y estarás excluido de asuntos realmente importantes porque no sabes cómo actuar o qué hacer ante ciertas situaciones.

Tu tranquilo, solo mantente positivo que por muy pequeño que sea tu aporte, igual tendrá un gran valor. Concéntrate en aprender y hacer bien tu trabajo.

 

¡Prepárate en todos los sentidos!

El voluntariado en el extranjero, por lo general, es una experiencia satisfactoria y sorprendente, pero como ya lo dijimos, no todo es color rosa.

Asegúrate de ser realista sobre tu nueva aventura e investiga lo más que puedas para que no te sorprenda cuando aterrices en un área remota.

De hecho, vamos a compartir  algunos consejos útiles:

  • Asegúrate de llevar la ropa y el calzado adecuado para el clima y las actividades que vas a realizar en el extranjero. Incluye en tu maleta todo lo que puedas necesitar para el viaje.

 

  • Intercambia suficiente efectivo antes de viajar, nunca está de más llevar un poco de dinero extra.

 

  • Mantente al día con las noticias y lee sobre las experiencias de otras personas que han hecho el viaje antes que tú. Esto te ayudará a prepararte mejor.

 

  • De ser posible, conecta con estas personas y hazle cualquier pregunta acerca de cualquier duda que tengas.

 

  • ¡Relájate!, solo piensa que vas a disfrutar de la experiencia y harás todo lo posible para entregar lo mejor de ti.

Te aseguramos que la primera vez que realices voluntariado en el extranjero, descubrirás un lado de tu personalidad que nunca supiste que tenías. Dejará una fuera marca en tu vida, pero a pesar de las situaciones difíciles es posible que desees repetir la experiencia.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *