Voluntariado en Uganda

Programas de voluntariado disponibles en Uganda

  • Programa de Orfanato
  • Programa de Enseñanza
  • Programa de Deportes
  • Programa Médico
  • Programa de Educación Comunitaria
  • Programa de Construcción

¿Qué está incluido en todos los programas?

  • Alojamiento
  • Recogida en el aeropuerto
  • 3 comidas al día 7 días a la semana
  • 1 día de orientación
  • City tour
  • Introducción a la cultura de Uganda
  • Apoyo del personal local 24 horas 7 días a la semana
  • Reuniones de evaluación periódicas
  • Certificado de voluntariado al finalizar (bajo petición del voluntario)

Sobre Uganda

Uganda se encuentra en en el sureste africano. Limita al norte con Sudán del Sur, al este con Kenia, al sur con Tanzania y Ruanda y al oeste con la república Democrática del Congo. Casi 33 millones de personas viven en Uganda. Los programas de voluntariado de Cooperating Volunteers en Uganda se reparten a lo largo de la geografía de todo el país. La capital de Uganda es Kampala y el idioma oficial es el inglés.

El clima de Uganda

Uganda se sitúa en el ecuador y, como la mayoría de los países tropicales, Uganda tiene un clima en el que predominan las lluvias. Su temperatura ,en cambio, es moderada puesto que Uganda se sitúa sobre una meseta a una altura media de 900 metros. Los termómetros pueden rondar a lo largo del año entre los 16 y 25 grados. Aunque en las zonas más altas de montaña, estas temperaturas son mucho más bajas. Los voluntarios destinados a Uganda se encontrarán con dos estaciones diferenciadas. La estación seca se ubica entre diciembre y febrero y entre junio y septiembre. Por otra parte, la estación húmeda se comprende de abril a mayo y de octubre a noviembre.

Diferencia horaria y moneda en Uganda

Uganda tiene 2 horas más que España (Península). La moneda oficial de Uganda es el Chelín ugandés. 1 Chelín ugandés son 0’0002 Euros.

¿Dónde se ubican los proyectos de voluntariado?

Nuestros proyectos de voluntariado están ubicados en todo el país. Tenemos programas de Enseñanza, de cuidado en Orfanatos y Médicos enKampala, la capital. También trabajamos en varios programas de voluntariado en el pueblo deFort Portal.

Aeropuerto

Los voluntarios deben llegar al Aeropuerto Internacional de Entebbe (código aeropuerto EBB), donde serán recogidos por el personal local, y posteriormente trasladados al alojamiento.

Costes

  • Los costes del programa de voluntariado empiezan en 300€(US$ 347, aprox) por 1 semana.Puedes ver todos los costes enCostes de Programa

Inicio / Duración

  • Los programas de voluntariado en Uganda empiezan cada dos viernes.

Los voluntarios deben llegar a Uganda el viernes de la fecha de llegada para ser recogidos en el aeropuerto.

 

2018
Enero 12 & 26Julio 13& 27
Febrero 09 & 23Agosto 10 & 24
Marzo 09 & 23Setiembre 07 & 21
Abril 06 & 20Octubre 05 & 19
Mayo 04 & 18Noviembre 02, 16 & 30
Junio 01, 15 & 29Diciembre 14 & 28

 

2019
Enero 11 & 25Julio 12 & 26
Febrero 08 & 22Agosto 9 & 23
Marzo 08 & 22Setiembre 06 & 20
Abril 05 & 19Octubre 04 & 18
Mayo 03 , 17 & 31Noviembre 01, 15 & 29
Junio 14 & 28Diciembre 13 & 27

 

Los voluntarios pueden hacer el programa de voluntariado durante un mínimo de 1 semana y un máximo de 6 meses.

¡A tener en cuenta!

Las comidas que incluye el destino/proyecto se incluirá en los alojamientos. Los trayectos a destino, las excursiones que realicen los voluntarios, etc no estarán incluidas las comidas.

La estancia de voluntariado comienza cuando el voluntario llega a destino y es recogido.

Los horarios de recogida especificado en cada destino/proyecto debe ser respetado. Aquellos voluntarios que lleguen fuera de horario/día de recogida tendrá coste adicional dependiendo del destino.

Requisitos

  • Los voluntarios deben ser mayores de 17 años en el comienzo del programa de voluntariado.
  • Los voluntarios deben proporcionar una verificación de antecedentes penales a los empleados de Cooperating Volunteers.

Gastronomía

Al igual que en muchos otros países de África, el ugali es uno de los platos típicos más consumidos y extendidos. Son unas gachas elaboradas a base de harina de maíz y se sirve acompañado de otros muchos elementos como puede ser carne o verdura. Otros platos famosos de la gastronomía ugandesa son el matoke, una especie de puré a base de plátano, o el luwombo, un estofado de carne y verduras.

Atractivos turísticos en Uganda

Los voluntarios que acudan a Uganda, podrán disfrutar en sus ratos libres de las maravillas de este país. En Uganda se encuentran numerosos ríos donde practicar rafting, montar en canoa o pasear en barco. Así también, en Uganda se encuentran grandes lagos, como el lago Victoria, Alberto, Eduardo y Kyoga. Gran parte del territorio ugandés es de sabana, ofreciendo al visitante espectaculares paisajes así como la posibilidad de embarcarse en un safari. Para el turismo de ciudad, en Kampala los voluntarios pueden aprovechar sus tardes para visitar los diversos museos que existen en la ciudad así como los monumentos que se encuentran repartidos por la urbe.

Transporte en Uganda

La forma más sencilla de trasladarse por Uganda es usando el transporte terrestre. La red de carreteras es extensa y el transporte público conecta a mayoría de las ciudades. Los autobuses suponen la forma más asequible de ir de un lugar a otro aunque en las distancias se pueden usar taxis. Si lo que se busca es una mayor comodidad e independencia también existe la posibilidad de alquilar furgonetas aunque se precisa de una licencia de conducir internacional. Si lo que el voluntario quiere hacer es visitar alguna de las islas situadas dentro del Lago Victoria, existe un servicio regular de ferrys que conecta Entebe con las islas Ssese y otro que conecta Bukakata con estas mismas islas. Estos trayectos tienen una duración de aproximadamente 3 horas de viaje pero dan la posibilidad de volver en el mismo día. Del alojamiento a los proyectos durante el día a día se puede ir caminando (entre 15 y 30 minutos), o voluntariamente se puede elegir moverse en “boda boda”, unas motos de 2/3 plazas muy económicas que permiten moverse a nivel local.

De la casa de voluntario a los proyectos de voluntariado de lunes a viernes se puede ir caminando. Los más cercanos están a 10 minutos y los más lejanos a 40. Fort Portal es una pequeña ciudad en la que normalmente la población local se mueve andando de un sitio a otro. También existen las motos llamadas “boda boda” que permiten a los voluntarios moverse más rápidamente. Si los voluntarios lo prefieren pueden usar este método que deja los proyectos a entre 2 y 5 minutos de la casa, y tiene un coste de aproximadamente 1’5€ al día.

Programa de Voluntariado de Orfanato

Los voluntarios en este programa participan en un orfanato o en una escuela de huérfanos. Hay más de 2,3 millones de huérfanos en Uganda, más que en cualquier otra nación del mundo hoy en día. Muchos niños se encuentran abandonados en cubos de basura, letrinas, estaciones de taxis o, incluso, se dejan a un lado de la carretera. Los huérfanos que reciben nuestros orfanatos asociados son desde recién nacidos hasta niños con seis años de edad, aproximadamente, sin padres o parientes conocidos. Nos dedicamos a proporcionar a estos niños amor, seguridad, atención médica y educación.

Desde los orfanatos se busca activamente encontrar padres adoptivos, para establecer al niño o niña en una familia. En caso de no encontrar nuevos padres adoptivos el niño va a permanecer en el orfanato hasta los 6 años de edad, cuando va a ser trasladado a otro orfanato. Los recursos limitados en la casa de acogida contribuyen a que algunos niños tienen que irse muy jóvenes debido a los recursos y las plazas.

El objetivo del trabajo como voluntario es prestar soporte al personal del centro en las tareas de desarrollo del centro, atención y cuidado de los niños. Las cuidadoras del orfanato han de realizar muchas tareas, no solo de cuidado de los niños, sino además mantenimiento y preparación de las comidas, por lo que cuentan con poco tiempo para prestar una atención exclusiva. Por ello es importante el trabajo del voluntario con cada niño: organizar juegos, prestarles atención, intentar enseñarles inglés y otras asignaturas básicas ya que nunca irán a la escuela, llevar un control de ellos, o ayudar con las tareas del día a día en el centro.

Los voluntarios que participan en escuelas de huérfanos, realizan actividades con los niños, relacionadas con juegos, enseñanza de inglés o actividades deportivas. Es una experiencia de voluntariado y un intercambio cultural muy positivo por ambas partes.

Ejemplo Orfanato en Uganda:
El orfanato de Fort Portal actualmente alberga a unos 40 niños con 3 adultos para cuidar de ellos. El orfanato confía completamente en los voluntarios para ayudarles a establecer las estructuras de funcionamiento necesarias para asegurar que el hogar pueda seguir ayudando a las muchas vidas vulnerables que dependen de ellos para todo. Las actividades del voluntariado incluyen, cuidado de niños, la enseñanza, jugar con los niños, la música, la higiene de los niños y la alimentación de los éstos. Éste es sólo uno de muchos orfanatos en nuestro programa y no necesariamente al que será destinado el voluntario.

uganda-orphanage

Quieres unirte a este programa? Solicitar

Programa de Voluntariado Enseñanza

En Uganda los voluntarios participan en el programa de voluntariado de enseñanza en las guarderías y las escuelas de educación primaria (edades de 4 años-17 años) para enseñar inglés y otras materias. No se requiere experiencia en la enseñanza.

El voluntariado de enseñanza en una escuela de las comunidades de Uganda es una experiencia como ninguna otra. El sistema educativo en Uganda principalmente es llevado a cabo por escuelas privadas, que tienen el mismo coste para el alumno que las pocas escuelas públicas que se encuentran en el país.

Aunque sus vidas han sido duras, los niños de la zona son muy alegres y amables, además de estar ansiosos de aprender, así como por descubrir más sobre usted y sobre su lugar de procedencia. Te darás cuenta de que los niños son muy educados y amables, además de tener un excelente comportamiento. Los temas típicos que se enseñan incluyen inglés, matemáticas, ciencias, ciencias sociales, arte y educación física. Las horas escolares de este programa de voluntariado son de 8.00 am a 16.00 pm. Su inmersión en la educación de los niños no sólo traerá una sonrisa a sus rostros. Además creará un futuro duradero y constructivo para cada niño, su familia y la sociedad de Uganda en general.

La escuela en Uganda tiene una duración de tres trimestres a pesar de que los periodos escolares pueden variar cada año, pero se organizan aproximadamente de la siguiente manera aproximadamente: Primer trimestre – de enero a marzo, Segundo trimestre – de mayo a julio, y Tercer trimestre – de septiembre a noviembre.

Hay descansos cortos entre estos trimestres en los meses de abril, agosto y diciembre, durante los cuales los voluntarios pueden tomar un descanso, viajar, participar en actividades turísticas como safaris, hacer tutorías (clases individuales durante las vacaciones), en particular para los alumnos con más dificultades, o participar en otro programa, por ejemplo, los voluntarios pueden ayudar enseñando en los orfanatos o en clases de refuerzo organizadas, con el mantenimiento de la escuela, pintura, decoración, etc.

Los voluntarios no tienen que ser profesores cualificados o con experiencia. Los voluntarios simplemente necesitan una mente abierta. El objetivo de este programa de voluntariado es contribuir en el desarrollo académico de la escuela con el fin de proporcionar la mejor oportunidad para que los huérfanos reciban una educación de calidad. Los voluntarios apoyan a los maestros locales, animan a los estudiantes a aprender y jugar, siempre inculcando una buena dinámica de estudio o aprendizaje.

Ejemplo de Programa de Voluntariado de Enseñanza en Uganda:
Mucubo Nursery School. Esta escuela cuenta con más de 300 niños de edades entre 4 y 17 años. Algunos niños caminan más de 4 horas cada día (a la escuela y al hogar), sólo para tener la oportunidad de ir a la escuela y sin embargo, sólo hay un número limitado de profesores para estos niños. (Nota: Esta es sólo una de las muchas escuelas en nuestro programa y no necesariamente la escuela a la que será destinado el voluntario).

IMPORTANTE: El programa de voluntariado en enseñanza permanecerá cerrado del 26 de abril al 18 de Mayo, del 9 de agosto al 7 de Septiembre, y del 6 de Diciembre al 1 de Febrero.
NOTA: En los meses de de vacaciones los voluntarios participarán en clases de refuerzo escolar organizadas, o enseñando a los niños en el orfanato.

uganda-teaching

Quieres unirte a este programa? Solicitar

Programa de Voluntariado de Deportes

Este programa de voluntariado se lleva a cabo en escuelas de educación primaria. Muchas familias de Uganda no permiten que sus hijos salgan a jugar con otros niños. Por lo tanto, están bloqueando el futuro y el desarrollo de su talento, algo que viola los derechos de un niño. El programa de voluntariado deportivo ofrece una gama de actividades para que participen los niños.

Diferentes actividades como el fútbol, el voleibol y el baloncesto se pueden organizar en escuelas regulares o en los equipos establecidos. Es una gran manera de construir el espíritu de equipo de un niño y la confianza en los partidos que se organizan junto a otros equipos locales.

El horario puede ser variable ya que la educación física a las diferentes clases deja huecos libres entre medio, por lo tanto, el voluntario que se inscriba en este proyecto también está involucrado en el programa de voluntariado enseñanza relacionado con otras materias. Recuerde que este proyecto requiere más que cualquiera de los otros que tome la iniciativa de crear actividades. Tendrá que venir preparado con una la idea de cuáles son las actividades que quieres hacer con los niños en la zona, y si es posible traer algo de utilidad con usted (uno o dos balones, botas de fútbol que ya no uses, etc.). Los fines de semana al mediodía los voluntarios podrán entrenar en las academias de fútbol a los niños que caminan de 2 a 4 horas para llegar hasta la academia.

Las actividades del programa de voluntariado deportivo incluyen la instrucción y la enseñanza de otras asignaturas como inglés, matemáticas, ciencias y educación física.

Ejemplo de Programa de Voluntariado de Deporte en Uganda:
Cooperating Volunteers Academy, Situada en la ciudad de Fort Portal a unos 300 kilómetros al oeste de Kampala. Este es sólo uno de muchos pueblos de nuestro programa y no necesariamente en el que usted será voluntario).

sports-uganda

Quieres unirte a este programa? Solicitar

Programa de Voluntariado Médico

El programa de voluntariado médico de Cooperating Volunteers en Uganda abarca una serie de campos profesionales de la medicina y los estudiantes pueden vivir una gran experiencia en cualquiera de las áreas que se llevan a cabo en los hospitales.

Este proyecto de voluntariado tiene como objetivo que los voluntarios se involucren en las tareas del día a día de un hospital o centro médico y puedan entender y aprender como funciona la medicina africana. Los deberes del voluntario varían dependiendo en gran medida de su experiencia y habilidad, pero es necesario que el voluntario se adapte al ritmo de trabajo y organización ugandés para poder vivir una experiencia exitosa.

El trabajo del voluntario en este proyecto de voluntariado incluye la asistencia en el funcionamiento de un centro de salud local, donde estarás involucrado en ayudar a tratar los problemas de salud más comunes en Uganda, siempre dando apoyo a los médicos y enfermeras locales. Por ejemplo, si eres estudiante de enfermería o medicina o tienes una habilidad médica entrenada, puedes participar en el cuidado de los pacientes, así como en el diagnóstico, las inyecciones y la curación de heridas. Si eres comadrona o ginecólogo/ginecóloga, puedes trabajar en la sala de maternidad ayudando con la atención prenatal. Si eres una persona con formación académica en la salud pública también puedes participar en este proyecto de voluntariado, ayudando al personal a registrar las inyecciones o vacunas, ayudando a dispensar medicamentos y suministros, dando seminarios educativos sobre conocimientos de enfermería, nutrición o cualquier otro tema que puedas pensar en relación a la atención sanitaria de la comunidad.

Para los proyectos de voluntariado médicos, los voluntarios tienen que estar entrenados o cualificados en el campo de medicina pertinente. Por lo tanto, se requiere que los voluntarios presenten una copia de sus calificaciones y el certificado pertinente al personal local del programa de Uganda al llegar al emplazamiento.

NOTA: el programa médico tiene un coste adicional de 100 €. Este dinero se emplea como soporte para el hospital.

IMPORTANTE: Los voluntarios que realicen el programa medico deberán llevar a destino, ropa (pijama) de trabajo, calzado y material que utilizan habitualmente en área de salud.

Ejemplo de Programa de Voluntariado Médico en Uganda:
Hospital Regional de Fort Portal, Situado en un pueblo rural de Fort Portal, en el distrito de Kabarole a unos 300 kilómetros al oeste de Kampala. Este hospital es el único establecimiento médico del gobierno regional en esa zona y sirve a miles de personas en los distritos de Kabarole, Kasese, Bundibugyo, Kibale, Kyenjonjo y distritos de Mbarara e Ibanda. (Este es sólo uno de muchos hospitales y centros de salud en nuestro programa y no necesariamente al que será destinado el voluntario).

REQUISITOS: Certificado de estudiante o profesional.

Quieres unirte a este programa? Solicitar

Programa de Voluntariado en Educación Comunitaria

Este proyecto lo lleva a cabo la ONG VOLCOP (Voluntarios Cooperantes)

Volcop Uganda es una organización comunitaria registrada y ubicada en Kyamukerege, pueblo de Nyabukara, parroquia oeste, división del distrito de Kabarole.

Volcop ha creado un sistema de responsabilidades entre las familias. Ayudar o asistir a una familia no implica solamente el hecho de “dar”. Más bien implica un compromiso por parte de cada integrante de éstas, por seguir un aprendizaje para un abastecimiento autogestionado.

El sistema es un proceso que se retroalimenta, se designa el método de control de sistemas​ en el cual, los resultados obtenidos en una tarea o actividad son reintroducidos nuevamente en el mismo, con el fin de controlar y optimizar su comportamiento.

Como tal, esta retroalimentación se aplica prácticamente a cualquier proceso que involucre mecánicas semejantes de ajuste y autorregulación de un sistema. En este sentido, también se le conoce con el nombre de feedback​. Los proyectos se desarrollan gracias al trabajo de las 70 familias que colaboran con Volcop.

Cada proyecto tiene sus respectivos delegados, los cuales están a cargo de realizar el seguimiento, control y planificación de cada uno de los programas. Estos delegados (integrantes de las familias) están supervisados por el Equipo Volcop​, que indica la directriz del proyecto y proporciona herramientas para que los integrantes de cada programa puedan ir creciendo dentro del mismo.

Este sistema tiene dos pilares claves, Educación (Jóvenes y Adultos) y Trabajo (Desarrollo de Empleo).

Quieres unirte a este programa? Solicitar

Programa de Voluntariado en Construcción

Los voluntarios para los proyectos de construcción en la comunidad realizan trabajos manuales, trabajan junto a los trabajadores locales cualificados y no cualificados para ayudar con las faenas de construcción. Algunas tareas incluyen la renovación de casas, construcción de escuelas, la expansión, la construcción de pozos de agua, la construcción de carreteras y obras de renovación. Los voluntarios no necesitan experiencia previa, pero los trabajadores cualificados son muy importantes. Se trata de un programa en el que se acaba con las manos sucias tras el día de trabajo.

Se requiere entusiasmo, un buen sentido del humor y espíritu de ayuda. Las actividades de los voluntarios en estos proyectos de voluntariado incluyen la construcción, renovación, pintura, excavación de canales de agua, la renovación de los campos deportivos.

Ejemplo de Programa de Voluntariado de Construcción en Uganda:
Construcción de cocinas y latrinas para las familias afectadas por VIH en la comunidad de Kyamkerege. (Nota: Este es sólo uno de muchos pueblos de nuestro programa y no necesariamente en el que usted será voluntario).

IMPORTANTE: El programa de construcción tiene un coste extra de 80 € por semana para materiales. Los voluntarios deberán llevar a Uganda prendas que se adecuen al trabajo de construcción y guantes de protección.

uganda-reconstruction

Quieres unirte a este programa? Solicitar
Los voluntarios se alojan en nuestras casas de voluntarios, donde viven con el resto de voluntarios y una cuidadora local que se encarga de preparar las 3 comidas diarias y de las labores domesticas, aunque los voluntarios están invitados también a participar en parte de estas labores. Las habitaciones son compartidas por género, y semanalmente se cambian la ropa de cama y las sábanas. Cada cama dispone de su mosquitera. Para descansar de las horas de voluntariado, los cooperantes disponen de conexión Wifi en la casa, electricidad y agua caliente. (El 95% del tiempo, ya que se puede dar el caso en que la electricidad se vaya por unos minutos o pocas horas).

La alimentación en Uganda es muy sabrosa, saludable y presenta gran variedad de comidas. El almuerzo se compone de pan de molde que se puede untar con mantequilla, mermeladas y miel, acompañado de huevos duros, sandía, piña, plátanos o “chapati”. Al mediodía, la cocinera prepara una mezcla de comida local con comida occidental, como arroz con salsa de cacahuete, pasta con carne, judías con masa de “chapati”, guacamole , y una gran variedad de salsas y vegetales tradicionales de allí. La cena es el plato fuerte, normalmente entre 7 y 8 de la tarde, y se sirven diferentes recipientes con platos varios variados para que cada voluntario pueda servirse lo que prefiera en la cantidad que quiera. Es muy común el puré de patata, patatas con diferentes salsas, “matoke” (una mezcla entre plátano y patata), arroz o diferentes tipos de pasta (espagueti, macarrones, etc.). Si los voluntarios desean comer fuera, hay varios restaurantes y cafeterías para todos los gustos y presupuestos. Rogamos a los voluntarios que tienen necesidades especiales de alimentación (vegetarianos, intolerancia a algún alimento en concreto) nos lo comuniquen lo antes posible, para poder preparar con antelación una dieta apropiada. Sin embargo, vale la pena destacar de que es un programa de voluntariado en un país en África, y que la alimentación allí no va a ser la misma que la que se come normalmente en casa, aunque por seguro haremos el mayor esfuerzo para que los voluntarios se sientan bien cuidados. Por último, el agua no está incluida en el precio del programa, y cada voluntario tendrá un gasto de unos 5 € aproximadamente por semana para comprar agua embotellada en cualquier supermercado cercano.

Uganda AccommodationUganda Accommodation

Jesús Fernández

2018-10-15 00:09:53

Hola, me llamo Jesús, y hace unos días he regresado de Uganda, dónde he estado dos semanas participando en el progama de voluntariado de enseñanza en Fort Portal. Sinceramente estoy convencido de que ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. Uno puede ver videos, leer libros o escuchar testimonios de otras personas que lo hayan vivido previamente, pero no es lo mismo que acudir tú y participar de algo así. Desde el primer momento te sientes uno más, tanto por la acogida que te da el personal de la organización y el resto de [email protected], como los habitantes de Fort Portal. En el programa de enseñanza, acudíamos dos compañeras más y yo todas las mañanas a la escuela de Cambereke, donde junto con John, el profesor local (una de las mejores personas que he conocido en esta vida), preparabamos las clases de por la tarde, y aparte también ayudamos con alguna labor de organización para la ONG Volcop. Luego, por las tardes, volvíamos a dar las clases a los niños, los cuales se organizaban en grupos por edades, aparte de un pequeño grupo de niños que requerían una atención especial por ir algo más lentos que el resto de sus compañeros. Los miercoles, en lugar de los niños, hacíamos lo que llaman adult class, que consiste en dar una charla sobre algún tema concreto con las madres de los niños y otras mujeres que quieran acudir. Nosotros quisimos compaginar el hecho de que aprendieran cosas nuevas con que se lo pasaran bien tanto los niños como las mujeres, asi que procuramos que se rieran y algún día incluso les llevamos algo de comer propio de España como tortilla de patatas, y creo que les encantó y cumplimos nuestro objetivo. Posteriormente, cuando finalizaban las clases de por la tarde, existía la opción de acompañar a los niños a sus casas, ya que por lo general los padres no iban a recogerles, lo cual era otra manera de conocerles y aprender de ellos sobre los lugares donde vivían, y te das cuenta de que a pesar de ser gente de que materialmente tienen muy poco, pero siempre hablan contigo con una sonrisa, y a todos les encanta acudir al colegio y aprender. Son muy especiales, y les estoy muy agradecido por haberme permitido compartir este tiempo con [email protected] [email protected] En cuanto a [email protected] demás [email protected], que decir, que aunque solo he estado dos semanas, he conocido gente increíble, con una ilusión por ayudar a los demás y unos valores fuera de lo normal, y aunque debido a las circunstancias de la vida tal vez no nos volvamos a ver [email protected], los y las llevare en el corazón siempre (puede que suene un poco cursi, pero es verdad). Asi que, y para finalizar, como dicen [email protected] compañ[email protected] también, no tengas dudas, es una experiencia inolvidable, y muy productiva a nivel personal, donde vas a ver un montón de cosas nuevas y conocer personas excepcionales.

David Martínez

2018-10-04 22:18:01

La mejor experiencia de mi vida, una manera de dar aire fresco y limpio a tu mentalidad. Recomendable a todas las personas, independiente de edad, procedencia o cualquier caracteristica. En mi opinión debería ser obligatorio hacer este tipo de experiencias una vez en la vida. Solo puedo encontrar un defecto a esta aventura y el cual me lo aplico a mi, no poder estar mas tiempo en Fort Portal de lo que mi rutina me permitia. Te vas con la sensación de que dejas un pedazo de ti en Uganda, ellos estaran siempre agradecidos con nuestro entusiasmo de ayudarles pero nosotros nos vamos eternamente agradecidos a ellos por el hecho hacernos sentir vivos. No tengo más palabras, si estas leyendo esto y tienes dudas de ir, no lo dudes, confia en el equipo de Cooperating Volunteers y no olvidarás jamás esta experiencia, te lo garantizo!

Queralt Llorens

2018-09-05 15:43:35

Ya desde pequeña había querido hacer un voluntariado pero por culpa de mi edad (tengo 17), no había podido hacerlo. Este verano fui 2 semanas a dar clases a niñas y niños de 3 a 4 años en un colegio de Fort Portal, Uganda. Ha sido una experiencia alucinante que repetíria una y mil veces más. Es el encanto del país y su gente, el buen rollo con el resto de voluntarios y cada una de las emociones y sensaciones que hacen tan eriquecedora esta experiencia. El primer día que llegué allí no sabía como reaccionar, no tenía ni idea de donde me ponía con todo el polvo y el "african time". Ahora que ya hará más de un mes que regresé, no paro de pensar cuando volveré allí y lo mucho que lo echo de menos. Suerte que me olvidé de mi edad y los problemas que podía suponer esta. Sino no hubiera disfrutado ni estado tan agradecida por cada sonrisa que me regalaron allí los más pequeñitos, que espero verlos y verlas pronto pronto!!!

Carmen Hernandez

2018-09-05 15:32:48

Hace mes y medio que regresé tras 3 semanas en Fort Portal, donde fuimos como voluntarios con Cooperating toda la familia a reunirnos con mi hijo Fran y descubrir qué había encontrado en Uganda que le hace tan feliz, pues ya lleva allí unos meses. Ayer, curiosamente encontré una reflexión que escribí el primer día tras la vuelta y que ni recordaba había hecho, terminaba así: Sólo quiero que estos sentimientos tan profundos hagan poso y queden ahí para siempre, no se difuminen con el tiempo... La verdad es que he estado unas semanas como anestesiada por la magia de Africa... mezcla de felicidad y tristeza por el regreso. Pero pasados los días y con ese poso ya haciéndose he de deciros que en Uganda se me despertaron unos sentimientos y emociones que todos deberíamos "probar" al menos una vez en la vida. Los paisajes, colores, olores, el modo de vida, la gente tan auténtica, los niños que son un amor, las risas y hasta mis lágrimas (gracias Virginia, gracias Fran, por ayudarme a secarlas...), el trabajo diario en el orfanato con esos niños tan necesitados de amor, la convivencia con otros voluntarios, la labor tan impresionante en la comunidad de Kyamukerege que hace Volcop... Es imposible plasmarlo en palabras, sólo digo que hay que vivirlo, y Africa engancha, ya lo creo que engancha. Nosotros hemos crecido enormemente como personas y como familia. Gracias a todos los que formáis parte de Cooperating Volunteers y al equipo de Volcop por hacer esto posible. Os queremos.

Berta Costa

2018-08-28 09:44:33

La experiencia de voluntariado ha sido, sin lugar a dudas, una de las mejores experiencias de mi vida en todos sus sentidos, superando así todas mis expectativas. El caos y la suciedad africana te desubicará en tu primer día, te parecerá graciosa en el segundo y acabará siendo parte de tu rutina al poco tiempo de llegar. Irás por la calle y oirás “mzungu” por todas partes, que significa “blanco” en rutooro, y hasta parecerá por momentos que seas alguien famoso de que la gente te salude tan efusivamente por la calle. Iras en ‘boda’ de arriba para abajo, unas moto-taxis donde, como mínimo, iras con dos personas más. Vivirás en casa con otros voluntarios con los que harás planes de turismo local después del voluntariado y durante las comidas y por las noches, compartiréis las experiencias diarias en cada uno de vuestros centros. Yo estuve en una de las maravillosas escuelas de párvulos y primaria con las que colabora Cooperating Volunteers en Fort Portal, Uganda. Es una de las escuelas más pobres económicamente de la zona, pero ricas en felicidad, ganas de jugar y de aprender, tanto pequeños como adultos, de tu cultura y de tu forma de vivir y ver el mundo. Acabarás cada día exhausto de tanto bailar la Macarena o el Waka Waka, de correr con ellos o de reírte sin parar y aun así te levantarás cada día deseando llegar a la escuela para volverlos a ver. Si tuviera que cambiar algo sería el poco tiempo que me han parecido las dos semanas que he estado allí. No es posible describir en palabras esta increíble experiencia que, ojalá, estés a punto de empezar. Así que sólo tengo una recomendación: ¡Ve y vívelo! Eso sí, ve con la mente y corazón abiertos ya que aprenderás de ellos como nunca hubieras imaginado y África y su gente robará un pedacito de tu corazón.

Marina Martinez

2018-08-27 13:03:24

Hace dos meses que regresé de Uganda y no hay día que no piense en esta experiencia. He conseguido cumplir un sueño y gracias a Cooperating todo ha sido más fácil. Realicé el voluntariado en el Hospital, todavía recuerdo el escalofrío que recorrió todo mi cuerpo la primera vez que pisé el hospital acompañado de motivación y ganas de ayudar. Trabajé en diferentes departamentos y exprimí al máximo cada uno de ellos. En maternidad cada día era emocionante, estoy muy agradecida a todos los profesionales que trabajaron con nosotras y nos ayudaron a sentirnos como en casa. Los pacientes te lo daban todo con una sonrisa a pesar de estar viviendo situaciones duras y de la falta de recursos; recuerdo aquellas mamás que acababan de parir sin anestesia y a las dos horas se iban andando con sus pequeños a casa, todo un ejemplo de lucha y de coraje. La convivencia en la casa de voluntarios fue excepcional conectamos todos como si fuéramos una gran familia y era muy gratificante compartir las experiencias que vivíamos cada uno de nosotros

Pol Claramunt

2018-08-24 12:40:36

Mi nombre es Pol Claramunt y el pasado mes de Julio empezaba mi experiencia en el voluntariado de deportes en Fort Portal, Uganda. Esta era la primera vez que realizaba un voluntariado y además la primera vez que iba a África, y sin duda, repetiría. Inicialmente vas un poco a ciegas, pues es complicado hacerse una idea de lo que te encontraras una vez estés allí. Sin embargo, puedo asegurar que en pocos días te adaptas a Uganda, tanto sus calles como su gente son fáciles, y a la semana ya me sentía un Ugandés más. Mi estancia en el programa de deportes ha sido breve, y quizás ha sido la única parte “negativa” de mi voluntariado. A pesar de ello, han sido 2 semanas muy intensas en las que el grupo humano que hicimos en nuestra casa de voluntarios fue increíble. Además, la naturaleza de Uganda te ofrece un sinfín de opciones a realizar en los tiempos libres, como ir a visitar los lagos, cascadas, ir a la iglesia o hacer un safari entre muchísimas más excursiones. En el programa de deportes, la idea era ir por la mañana entre 1-2h a “Green Circle School” para realizar distintas actividades con los niños durante su hora de recreo. Todos los días jugábamos a fútbol, ya que allí son amantes del fútbol. Otros días jugábamos con pelotas de tenis, bailábamos o hacíamos juegos del estilo “pilla pilla”. Sobre las 12h íbamos para nuestras respectivas casas de voluntarios para reunirte con los demás voluntarios, compartir nuestras experiencias y comer. Por la tarde, sobre las 16h, volvíamos al colegio para entrenar a fútbol durante 1:30h con los niños mayores de aproximadamente 8-10 años. Después, en algunas ocasiones, íbamos al campo de fútbol para entrenar con los más mayores o hacer un partido amistoso Voluntarios vs Volcop Lions. Por la tarde, sobre las 19h volvíamos para la casa para cenar. Una vez cenados, podíamos ir al town a tomar algo mientras jugábamos al billar con los demás voluntarios, o los jueves al “Mountains of the Moon” para tomar algo mientras hacían un concierto. La verdad es que los días pasan rapidísimo, y para cuando te quieres dar cuenta llevas una semana y tan solo te queda una más. Por esta misma razón y por todo lo que me ha podido aportar esta experiencia en tan solo 2 semanas, mis ganas de repetir e irme allí 1 mes como mínimo son enormes. ¡Una experiencia inolvidable que sin duda recomiendo a todo el mundo!

Laura Domenech

2018-08-23 11:14:01

Me llamo Laura y he realizado un voluntariado de Orfanato durante tres semanas en Fort Portal (Uganda). Esta experiencia ha sido hasta el momento, la mejor de mi vida. Fui con la intención de ayudarles y aprender a apreciar las cosas a la vuelta, pero sin duda ellos me han enseñado a mi. Me han enseñado lo más importante, que no hace falta tener todo para ser feliz. Africa me ha enseñado y me ha dado muchas cosas. Me ha enseñado a agradecer lo que tenemos, a ser feliz sin necesidad de nada, a qué hay otras realidades no tan lejos de nuestro país... también me ha dado experiencias inolvidables, las sonrisas de los niños cuando te veían llegar, gente increíble... Agradecer a Cooperating Volunteers por ayudarme a cumplir esta experiencia, a nuestras coordinadoras por ayudarnos en todo momento, y a todas las personas tanto de Uganda como del equipo de Coop.Volunteers por hacer tan enriquecedora mi aventura. Recomiendo este país y esta organización a cualquiera que quiera vivir una experiencia parecida. Pronto volveré, muy pronto. Webale Muno Uganda!

Izaskun Aguirre

2018-08-22 10:59:22

Ha pasado casi un mes desde que volvimos Nahia y yo de Uganda, Fort Portal, Cagote, Casa 2... 😉 y no hay día que no me acuerde de la experiencia tan increible que hemos vivido allí. Las dos compartimos los mismos sentimientos de satisfacción y felicidad al recordar cada momeno vivido allí, porque no hemos perdido ni un solo segundo...Mireia (Una de nuestras coordinadoras) es testigo de que no llegabamos a la cena a la hora porque nos liabamos a comprar u organizar cosas para nuestros niños y el tiempo volaba, jijijij. Hemos disfrutado de cada momento con cada persona de allí, ya que todos tenemos algo que enseñar al de al lado y nosotras eso de relacionarnos con la gente lo llevamos muy requete bien. Tambien hemos coincidido con voluntarios muy chachis con los que nos hemos reido mucho.....pero sobre todo...nos hemos reido de nuestra Felicidad. Hemos sido felices! Hemos vivido sin pedir nada a cambio! Hemos dado y recibido lo que ambos no teniamos! Hemos recibido y dado amor porque nos sobraba para ellos y nos lo pedian a gritos! Hemos abierto el corazón de par en par y uganda nos lo ha llenado de flores! Gracias chicas por haber echo que esta experiencia se sume a nuestra cajita de recuerdos...a mi vida y a mi futuro. Porque experiencias tan enriquecedoras como estas te hacen crecer como persona y te hacen valorar la vida mas de lo que ya la considero! Webale muno chicas!!

Rocio Garrido

2018-07-26 09:24:54

Mi nombre es Rocio, he estado 2 semanas en Fort Portal (Uganda). Llevo poco más de una semana en España y ya echo de menos África. Llevaba mucho tiempo pensando hacer un voluntariado, encontré a Cooperating Volunteers gracias a una compañera de la universidad, contacté con ellos. En todo momento me ayudaron a elegir destino y a organizar todo. Hasta el momento esta ha sido la mejor experiencia de mi vida. He conocido a gente increíble, la maravillosa cultura africana pero sobre todo he llevado mi corazón de amor, ese amor incondicional que te dan los pequeños. Yo hice el voluntariado de enseñanza, estaba en un cole donde tanto las profesoras, la directora y los peques eran encantadores. Por las mañanas íbamos al cole y por la tarde a la comunidad (Volcop) que era la ONG. Los niñ@s y trabjadores locales no podían ser más agradecidos ni amables. El momento de llegada a ambos sitios fue una auténtica pasada, los niños corrían hacia los bodas (las motos que utilizábamos para ir a cualquier sitio), se peleaban simplemente por cogerte de la mano... Los fines de semana tienes tiempo para hacer excursiones, safaris... con lo que enriqueces aún más si cabe la experiencia. Después de vivir todo esto, creo que todo el mundo debería viajar a África una vez en la vida.

Chiara Verona

2018-03-21 11:28:38

Hacer un voluntariado en África es un sueño que tengo desde que tengo memoria. Hace menos de un mes que volví de Fort Portal y dejé atrás las dos semanas más lindas de mi vida, con expectativas superadas con un margen gigantesco. Desde el primer día en el que fui a la escuela-orfanato donde era mi voluntariado y fui recibida por más de sesenta niños que corrían a abrazarme, supe que ese era mi lugar. Y desde el momento uno, supe que iba a extrañarlo muchísimo, porque mi corazón quedó allí en Uganda con las sonrisas y saludos de los chiquitos en las calles, con los abrazos y risas de los niños de la escuela, con las clases de baile de Albert junto a los VolCop Lions, con la increíble familia de voluntarios que formamos en tan pocos días con los que compartí tanto risas como momentos muy fuertes, con la calidez de Florence 1 y 2, Vicky, Murungi, Sarah, Cathy y todo el equipo de Cooperating Volunteers, con las locuras de Nasta y la alegría de ver un sueño cumplido y poder compartirlo con mi padre. No me alcanzarían las palabras para listar las infinitas alegrías que supo darme Uganda. Si tienen la posibilidad de hacer un voluntariado, no lo duden. Es sumamente gratificante y llena el alma de amor y enseñanzas; una de ellas, que se puede ser feliz y hacer feliz con realmente muy poco. Webale muno, Uganda. #imagine Gracias, Chiara

Maria Saulo

2018-03-20 17:37:31

Me llevó un largo tiempo pasar la experiencia por el cuerpo y poder decir algunas palabras sobre lo que se siente. Participar de un hermoso grupo, cruzarme con bellas personas es una parte de la experiencia del voluntariado. Poder entender al otro y no juzgar, son algunas de las cosas que uno tiene que tener todo el tiempo presente. Y poder compartir una sonrisa con esos niños que tanto amor te dan, y si a mi me modificaron tanto espero haber podido hacer algo por ellos. Enamorada de África, encantada con Uganda y extrañando el lugar diariamente.

Jennifer Blanco Romero

2018-03-08 12:42:31

Después de varios años meditándolo, llegó el momento de poder realizar este viaje. Mi estancia de voluntaria la realicé en Uganda y puedo decir que ha sido la mejor experiencia de mi vida... Fueron 6 semanas muy intensas como voluntaria, como amiga, como fisioterapeuta, como compañera de casa, como mzungu... Pude aprender de los niños del orfanato, de las mamás de éste... Pude aprender a lidiar con el día a día, sus penas y alegrías, el compañerismo entre ellos y ellas y el cuidado personal y profesional. De los profesionales del hospital entendí que la falta de infraestructura lo complica todo y que la falta de material sanitario dificultaba la mejora de sus pacientes pero no por eso iban a ofrecerles menor atención. Y sus pacientes... Los pacientes son el claro ejemplo de lucha, fuerza y coraje. Cooperating Volunteers nos ofreció el 100% de cada uno de ellos y nos hicieron sentir como una gran familia. Nos sentimos como en casa des del minuto uno y también a ellos me los llevo como parte de mi. La cultura africana cala hasta los huesos cuando te das cuenta de lo poco que necesitamos para conocer la felicidad. Viaja a Uganda como voluntario/a y sé feliz.

ANA VILLALBA

2018-02-21 20:30:29

Hoy, justo un mes después de volver de un país cargado de magia, Uganda. Impregnada de la esencia que esta bonita experiencia me ha regalado. Estuve de voluntaria en uno de los orfanatos de Fort Portal. Que deciros, que si el sueño está en tí y de verdad lo sientes… LA EXPERIENCIA MÁS MARAVILLOSA DE TODAS. Una maravilla hecha SONRISA CADA DESPERTAR, una oportunidad para crecer un poco más, para descubrir otra cultura, para conocer a personas que marcan tu vida y vivir mil aventuras. Vine enamorada, no hay día que no me acuerde de ellos. Tienen tanto que enseñarnos… Deseando volver, me robaron el corazón.

Andrea Urban

2018-02-15 22:59:36

Ya ha pasado un mes des de que volví de mi experiencia de un mes y medio en Uganda con Cooperating y aún sigo echándolo en falta. Poder viajar a africa era el viaje de mis sueños y encima de voluntariado era una experiencia que llevaba mucho tiempo queriendo vivir y aunque las expectativas estaban muy altas Uganda las superó de lejos. Pasé el mes y medio en el orfanato con mis pequeños y aunque al principio fue chocante el cambio, con las semanas fuí disfrutando y aprendiendo muchisimo con mis pequeños. En cuanto al trato con Cooperating ha sido increible la organización y todas las personas que lo hacen posible des de Sarah, Sam o Florence hasta las coordinadoras que hacen que nuestra vida allí sea muy fácil. Solo tengo palabras bonitas para describir lo que ha significado este voluntariado para mi y lo mucho que he aprendido. Es por esto, que estoy segura de que volveré.

Emiliano

2017-07-15 00:50:57

Buenas a todos! Quiero expresar que realizar este Voluntariado en mi caso en Uganda, Fort Portal fue una de las mejores experiencias que he tenido en mi vida. ESA GENTE LLENA EL ALMA! Donde la humildad y sencillez abundan y es lo que tanto nos hace falta a todos o a muchos! Recomiendo 100% !! y Agradezco a Coop. Vol. por ser la intermediaria de esta fantastica experiencia y que no nos hizo faltar nada y nos atendieron como uno mas de ellos! GRACIAS POR TODO!!

Olympia

2017-07-14 22:16:11

Mi voluntariado fue en el orfanato de Fort Portal, Uganda, es una experiencia que recomiendo 100%. Hacía mucho tiempo que quería hacer voluntariado, y África me llamaba especialmente la atención, tenía muchas ganas de conocer su cultura, su gente... pero estas son una de las decisiones que o te lanzas o no te lanzas, y yo me lanzé, al mes ya estaba en el aeropuerto de Barcelona, era la primera vez que salía de España y sola, pero no le hize caso al miedo y me fuí a disfrutar al máximo de todos los momentos que me daría ésta aventura que viví en dos semanas. Fuí con la idea de ayudar y de al volver a España, valorar todo que tenemos y que el día a día no damos importancia, y para mi sorpresa no fue así! A la que ayudaron fué a mi, y aprendí que no se necesita tanto para ser feliz, y que el mejor saludo es una sonrisa. Durante el viaje, que era lo que me dava más apuro, puedo decir que no se me hizo nada pesado, porque ves tantas cosas por el camino y todo tan diferente a lo que estás acostumbrado a ver que no te das ni cuenta y llegas a tu destino. Lo único negativo que puedo decir es que le cojes tanto cariño a los peques que luego cuesta tener que asumir que tu tiempo allí ha acabado y les tienes que decir adiós... Pero bueno, me quedo con todo lo vivido y con las personas maravillosas que conoces.

Álvaro

2016-02-21 18:42:38

Dear world, Last Christmas I travelled to the heart of Africa to experience a different honeymoon. We spent 3 weeks (including my best Christmas Day and New Year’s Eve in my life) with other volunteers, Sam, Roger, Jacob, Murungi, Nasta, Florence, the children from the orphanage, the kids from the football school and the community at Kabarole. They all showed my wife and me a different life, full of obstacles that people avoid with the minimum resources, without hesitation. We had the privilege of sharing our time with brave children, women and men in a colorful fertile land. They opened our eyes. Our idyllic big plans to help children in Uganda turned unrealistic when we faced the reality. Then, at that moment, thanks to the cooperation of the volunteers and staff, we came up with new ideas, activities, and opportunities to return to Uganda a bit of their generosity and kindness. Do not hesitate to come and participate in such a beautiful experience. Webale muno Uganda, webale muno Cooperating Volunteers.

Teresa

2016-01-28 00:31:28

Dopo aver deciso di sposarci, da subito abbiamo avuto chiaro in mente che la nostra luna di miele sarebbe stata differente con tanta voglia di condividere la nostra felicità. È stato così come mio marito ed io abbiamo deciso passare le vacanze di Natale in Uganda collaborando con Cooperating Volunteers. Siamo stati 18 giorni a Fort Portal, una città a circa 4 ore dall'aeroporto Entebbe. Sono stati 18 giorni magici, speciali, unici....in soli 18 giorni abbiamo costruito dei legami fortissimi con gli altri volontari, con i collaboratori di Cooperating e soprattutto con i bimbi e tutti gli ugandesi che abbiamo avuto la fortuna di conoscere. Mentre scrivo questa testimonianza mi tornano alla mente le immagini e le emozioni di quei giorni. Abbiamo partecipato a vari programmi, come l'orfanotrofio e la scuola estiva in collaborazione con un'associazione locale di donne vittime dell'AIDS. Durante le mattine andavamo all'orfanotrofio dove offrivamo il nostro aiuto alle mamme (le signore che si occupano dei bambini): lavare i panni, lavare i bagni, cambiare i bambini, dargli da mangiare, giocare con loro. Durante i pomeriggi, andavamo presso l'associazione locale e passavamo qualche ora con i bambini di lì, cercando di coinvolgerli in diverse attività ludiche ed educative. Fin dal primo giorno ci siamo sentiti come in casa, grazie soprattutto all'organizzazione di Cooperating Volunteers. I ragazzi e la signora che lavorano nella casa dei volontari sono meravigliosi, sempre pronti ad aiutarti e ad accompagnarti in ogni momento. E poi ci sono i bambini che fin dal primo momento ti abbracciano e ti sorridono e ti regalano tante di quelle emozioni impossibili da descrivere...guardando nei loro occhi si capiscono tante cose e soprattutto che l'importante è dare e ricevere amore....e qualche caramella e succo di mango 🙂 Nella mia vita c'è un prima e un dopo Uganda. Dopo Uganda, non passa un giorno senza che pensi a questa esperienza e mi tornino alla mente i sorrisi, i giochi e gli occhi dei nostri bimbi.......e conto i giorni per poter tornare di nuovo e vivere un'altra esperienza Cooperating Volunteers!! Grazie e Webale Muno Uganda!

Eva Vidal Gimeno

2015-12-15 20:00:12

Hola a todos! Soy Eva y este año me fui a Uganda de voluntariado con Cooperating Volunteers. Participé en varios programas; enseñanza, orfanato... Pero lo más importante para mi fue participar en su vida, vivir como ellos el día a día. No hay ni un solo día que no me acuerde de Fort Portal, de Uganda, África. Ni un sólo día pasa sin que piense cuándo será la próxima vez que vea a mis niños, a toda la gente y familia que dejas cuando te vas. La distancia cuando no hay posibilidad apenas de mantener contacto es muy dura, todos los días me gustaría saber como están todas las personas que hicieron que el voluntariado en Uganda fuera la mejor experiencia de mi vida por ahora. Recomiendo a absolutamente todo el mundo que le apetezca ser un poco más feliz y humilde que viaje de voluntariado, que vaya a África , que vaya con Cooperating porque te dan un apoyo enorme y son gente maravillosa, Albert esta siempre aportando el grano de arena muy gigante, Mayra... Mayra es el amor de mujer más genial, y luego la gente que conoces allí, voluntarios con los que acabas siendo como hermanos. El trato es increíble, el coordinador de Uganda , Sam, la niña de la casa... Todo. Todo es maravilloso. Yo baje del avión y ya estaba enamorada de todo aquello. Es cierto que cada persona lo vive de un modo diferente, pero mi opinión puede abrirte, a ti que estas leyendo esto, la posibilidad de ver las cosas de otro modo y de llegar a vivir esto con tanta felicidad como yo. Vas a ayudar y acaban ayudándote ellos a ti. La pobreza de allí se vuelve riqueza con toda su gente. Alegría y amor. Pronto volveré, muy pronto.

Adriana Moller

2015-12-14 15:28:41

Fui a Uganda el verano pasado, y sin duda ha sido la experiencia más bonita que he vivido. Uganda es un país maravilloso, con paisajes increíbles muy verdes, y con gente increíble. Y el pueblo en el que nos encontrábamos, Fort portal, era increíble. Si te gusta la naturaleza, las montañas, Uganda es el destino perfecto. Recomiendo esta experiencia a cualquier persona con ganas de viajar, conocer diferente culturas y sobre todo ayudar. Estuve 3 semanas y me apunté al programa de educación, el cual consistía en ir al colegio a dar clases a alumnos de diferentes edades, y distintas asignaturas ( con ayuda de profesores locales). Por las tardes, íbamos a otros programas como el de orfanato o deportes o bien, nos íbamos a hacer excursiones por los alrededores: visitas a cráteres, escapadas a un lago cerca de Fort portal o cualquier otra actividad entretenida. No cabía la idea de aburrirse, siempre había cosas que hacer o visitar. Ha sido una experiencia inmejorable, ver como sin prácticamente "hacer nada" puedes ayudar y hacer felices a tanta gente es muy gratificante. Sin duda recomiendo esta experiencia, este destino y esta organización a cualquier persona! WEBALE MUNO UGANDA, AND COOPERATING VOLUNTEERS

Iciar Albinana

2015-12-02 19:02:44

Dicen que Africa es inexplicable porque es un país de sensaciones, colores y olores. Un paraíso en el que hay exprimir cada gota de la experiencia que te ofrece para poder entender la fuerza y la esperanza de la mirada y la sonrisa de los ciudadanos. Ser voluntaria me ha enseñado que, pese a no poder cambiar el sistema político o mejorar la economía del país, sí podemos ayudar a la sociedad. Con la mínima aportación de caridad podemos hacer de su día a día una vida llena de felicidad, bienestar, seguridad y sobre todo, esperanza por el futuro de la próxima generación. Recomiendo esta experiencia a todo aquel que este dispuesto a entregarse a la ayuda de una sociedad con derecho a vivir.

Ada Fargas Clofent

2015-11-20 18:01:51

Me llamo Ada, y después de haber pasado 6 semanas en Uganda (Fort Portal) puedo decir que ha sido una de las mejores experiencias que he vivido hasta el momento. La decisión fue de un día para otro, ya que un día mirando videos de niños decidí que yo quería ir a aportar mi granito y ver con mis propios ojos cómo se vive en otro país subdesarrollado, fue entonces que empecé a buscar por internet posibles maneras de realizar un voluntariado, en la web de Cooperating Volunteers todo era muy claro y al ponerme en contacto con ellos me respondieron inmediatamente con lo cual tuvimos un contacto regular, eso me inspiró confianza y tiré adelante la idea de irme. Yo estuve en el programa de la escuela por las mañanas y en el del orfanato y en otra escuela por las tardes. En la escuela al principio me costó, ya que nunca había sido profesora y por otro lado a nivel de material, de funcionamiento todo es muy diferente a lo que aquí estamos acostumbrados, pero al cabo de unos días ya fui cogiendo la dinámica para disfrutar de las clases, los profesores y los niños. La verdad que me encantó, al llevarles material o el solo hecho de hacer cosas diferentes les encantaba, y verlos contentos y con ganas de participar en todo, llenaba muchísimo. Se me quedó grabada la energía, alegría y admiración que estos niños me transmitían en cada momento. En el orfanato solo iba dos días a la semana por las tardes y estaba con los más grandecitos (4 años), al principio por el tema del idioma ya que ellos no hablan inglés se me hizo difícil, pero al final intentas sacar recursos de donde no sabes que los tienes y acabé jugando con ellos con material o sin material para aprovechar el poquito tiempo que tenia con ellos. Es difícil expresar con palabras todo lo que uno vive allí… ya sea a nivel de cultura, de la gente, la forma de vivir, la sociedad, la educación… es una experiencia que recomiendo a todo el mundo que tenga ganas de sentir-se útil y motivado para aportar alegría y cosas nuevas en los proyectos y por otro lado que tenga la mente abierta para adaptarse y saber disfrutar de todas las pequeñas cosas y diferencias que te presenta un lugar completamente distinto al que estamos acostumbrados. Yo al cabo de un mes y medio puedo decir que Uganda está en una parte de mi corazón, ya que de la cabeza nunca se me va olvidar.

Irene Llobet

2015-11-03 17:59:10

Siempre había querido hacer un voluntariado y este pasado verano di por causlidad con la página Web de Cooperating Volunteers y en pocos minutos tuve claro que esas serían mis vacaciones. Llamé a sus oficinas y al cabo de un par de semanas estaba en Fort Portal (Uganda). Es imposible resumir esta experiencia, porque en muy pocos días vives muchísimo. Estando allí es como si el tiempo se parara y pierdes totalmente la noción del tiempo. Yo fui originairamente para participar en el programa de orfanato, pero una vez allí pude también colaborar en más programas; como el de eseñanza y también visitando la sección de pediatría del hospital, donde algunas compañeras voluntarias estaban ayudando, para repartir globos, cuadernos y lápices a los niños que estaban allí. Me encantó poder participar en varios programas y experimentar directamente y en primera persona la repercusión del trabajo y las pequeñas acciones realizadas. La atención y organización por parte de todas y cada una de las personas de la organización de Cooperating Volunteers es inmejorable y al llegar allí enseguida te sientes parte de la pequeña pero muy gran familia que se forma en la casa de los voluntarios; junto con los otros voluntarios así como también con los empleados de Cooperating Volunteers de allí, que más que empleados son como una familia para ti, dispuestos en todo momento a ayudarte y a conocer nuevas cosas sobre ti y tu cultura y que tú conozcas de ellos. Esta experiencia, además de permitirte aportar mucho con muy poco, te aporta algo a nivel personal impagable. En definitiva, una experiencia 100% recomendable que deberíamos vivir todos nosotros para darnos cuenta de muchas cosas que en nuestro mundo quedan a un segundo plano. Al día siguiente de irme ya estaba pesando en volver y no dejo de pensar en las cosas vividas, que seguro recordaré toda mi vida con muchísimo cariño 🙂

LETICIA IBARRA REYES

2015-10-17 20:27:43

Mi voluntariado este verano en Uganda fue, por así decirlo, un señal del destino. Yo ya había hecho un voluntariado en ese mismo país un año antes, y este verano no tenía ningún plan, y de repente un día, vi los vuelos, llamé a cooperating y una semana más tarde estaba en Fort Portal, Uganda. Yo desde siempre he sabido que quería hacer voluntariado, porque me gusta viajar, ayudar, y me gusta conocer nuevas culturas, a su gente y su forma de vida. Y el estudiar medicina, la verdad es que me abre más opciones de voluntariado, y muchas cosas se miran desde otro punto de vista. Yo estuve tanto en el hospital como en el orfanato, y aunque sean voluntariados muy diferentes, estoy igual de contenta con los dos. En el hospital, yo estuve principalmente en la parte de pediatría, curando a niños, pero mi voluntariado no era solo "médico", intentado ayudar en lo posible por mi carrera, también jugaba con los niños, los sacabamos a dar paseos por allií, les llevabamos globos, libros de colores, caramelos... y la verdad es que después de 3 semanas en pediatría, aquello pasó de ser un lugar triste y negro, a un lugar donde los niños estaban felices y, sonrientes pese a tener que estar en un hospital, y todo estaba lleno de color: sus dibujos en las paredes, los globos colgados en las mosquiteras, entre ellos jugando... INCREIBLE El orfanato, tantos niños, todos tan adorables, y tan contentos de que jugaras con ellos, les sonrías, les hagas caso, que era imposible no salir de alli con una sonrisa. Además pese a lo pequeños que son, son niños muy listos, todo lo que les dices lo repiten, se aprenden las canciones que les pones. Yo recuerdo con especial cariño que después de 2 días diciéndoles "a comeer" cuando les teníamos que llevar, y enseñarles a que tienen que lavar las manos, el 3º día, eran ellos los que me decian "a cumeer!", y me cogían de la mano para que viera como se lavaban las manos antes de comer. Hacer voluntariado es algo increíble, y cooperating se encarga de que no tengas ningún problema y que puedas aprovechar el tiempo al máximo, y que te sientas como en casa. Todos y cada uno de ellos son excepcionales y hacen que estar allí sea de lo bueno, lo mejor, y yo solo tengo palabras de agradecimiento para Jacob, Florence, Rogers, Amooti, Sam y por supuesto Albert. Yo se lo recomiendo a todo el mundo, y sobretodo a aquellos que no tienen claro el irse porque les da un poco de miedo que se van a encontrar alli. Aquello es felicidad, amor, es INCREIBLE, y es algo que te cambia. Y lo puede hacer cualquiera que tenga ganas, y le apetezca vivir algo inolvidable.

Anna Arenas

2015-10-16 19:18:35

Uganda este verano ha cumplido mas que mis expectativas. Mi sueño siempre había sido hacer un voluntariado en otro país. Porque hacer un voluntariado? En mi caso porque me encanta ayudar y viajar, además soy estudiante de enfermería y quería estar en un hospital para ver como se trabaja fuera de España. No encontraba ninguna ONG que cumpliera lo que yo buscaba y Cooperating Volunteers me ofreció la oportunidad de vivir esta experiencia. Estuve en Uganda, en una ciudad a 4 horas de la capital llamada Fort Portal. En principio me iba a quedar un mes y medio, pero de tanto que me gustó, acabé alargando el viaje, y finalmente me quedé dos meses, todo Julio y Agosto de 2015. Siendo sincera me gustó todo: la casa es muy acogedora, la comida que prepara la cocinera es estupenda y en ningún momento sentí que me faltara nada, los trabajadores de la casa están pendientes en todo momento de las necesidades de los voluntarios, la gente en general es encantadora, los proyectos aportan mucho a todos los que queremos ayudar y queremos intentar dar lo mejor de nosotros. Que hacía yo alli? Iba al hospital y al orfanato. En el hospital hice muchas cosas variadas, dado mi carrera, estuve ayudando a mujeres embarazadas durante el parto y el postparto, curando quemaduras en niños y adultos y atendiendo a personas operadas las cuales tenian de heridas de leves a mas importantes. También tuve la oportunidad de estar en la planta de psiquiatría, una planta de mujeres y de hombres con diferentes patologías, y en el ala de neonatales. Que decir del orfanato..honestamente los niños te dan mas que tu a ellos. El objetivo es hacerles felices, sacarles sonrisas y jugar con ellos. A parte, como voluntaria también podía ayudar en todo lo que los trabajadores de allí necesitaran. Además, tuve la oportunidad de pintar las barandillas del jardín del orfanato y sacarlos algunos días a la calle ya que casi nunca tienen la suerte de que los saquen. Estando allí también pude hacer otras actividades, como donar ropa y fármacos y visitar colegios. En cuanto al país, me enamoró! Es todo verde y la gente al pasear por la calle te saludan y en pocos minutos te hacen sentir como en casa. Los africanos te acogen muy bien y te enseñan su filosofía de vida, su cultura y tradiciones. Y no me quiero olvidar de la música y el ritmo de vida africana que tanto tiene que enseñarnos! A parte de los proyectos, Cooperating te da la oportunidad de visitar el país. Los fines de semana podíamos ir a excursiones a ver animales, hacer safaris, a visitar otros pueblos,.. Quería destacar que toda la gente con la que había hablado me comentaban que un voluntariado te cambia la forma de ser y de pensar, yo trataba de imaginármelo, pero debo decir que hasta que no se vive no se puede explicar. Impresionante. Finalmente, me gustaría dar las gracias a toda la organización tanto de España como de Uganda, porque en todo momento han seguido mis pasos desde la inscripción hasta la vuelta a casa, me han ayudado a que esta experiencia sea increíble y sobretodo a que quiera repetirla! WEBALE MUNO!

Lucía Giménez

2015-10-15 16:21:24

Como describir mi experiencia en Uganda?... Por empezar diría que un voluntariado allí es una experiencia única que toda persona debería realizar una vez en la vida al menos. Llena el espíritu, renueva el alma y enriquece como persona. No fue fácil definir el lugar. Yo sabía que quería hacer un voluntariado y que tenía que ser en África, luego muchas señales se me fueron presentando para que mi lugar de destino fuese Uganda y emprendí este viaje que marcaría mi vida. La vida allá acontece de otra manera, lejos de los hábitos que tenemos en nuestro día a día y la rutina que a veces enloquece. En África se respira otro aire, los tiempos para todo transcurren más lento, la vida es más relajada, simplemente “la vida es algo que sucede…”. En nuestra sociedad vivimos planificando tanto que a veces olvidamos que estamos viviendo, allá es diferente. La gente se caracteriza por una amabilidad asombrosa, los colores y aromas son tan particulares que con el pasar de los días uno los va incorporando y se hacen propios. Aun extraño las noches estrelladas y los atardeceres viendo el sol ponerse tras las montañas que limitan con el Congo. Mi voluntariado consistió en ir al Hospital Buhinga en Fort Portal , al sector de pediatría, y al orfanato Toro´s Babies Home. Dos lugares muy diferentes, cada uno con sus particularidades. En el hospital uno se encuentra que ante el sufrimiento y la adversidad, siempre es posible mirar las cosas de otra manera, siempre y cuando estemos dispuestos. No hay un día que no mire fotos de los niños a los que iba a visitar, Nelson, Anatol, Denise, Anuk, etc… y que esas fotos no me saquen una sonrisa. Si bien antes pensaba que una mirada, una sonrisa o un gesto valen más que mil palabras, luego de esta experiencia puedo confirmarlo. Que sí, que una simple caricia transmite mucho más que lo que las palabras a veces intentan llenar y no lo logran. Hay momentos en que ni el hablar un diferente idioma importa. Si tuviera que describir en pocas palabras el Buhinga Hospital, diría: Resiliencia, fortaleza y lucha… El trabajo en el orfanato es diferente, los niños son pura alegría y siempre tienen ganas de jugar, cada uno con su historia y sus mañas, poco a poco van ganándose el corazón de cada uno de los voluntarios que pasan por allí. Junto con mis compañeros de voluntariado no había día que volvamos sin anécdotas!!! Aun recuerdo las caras de los niños y la voz tan particular de cada uno de ellos. Es más lo que ellos dan que lo que podemos dar nosotros. Y a todo esto no puede faltar mi agradecimiento a la gente de Cooperating Volunteers por todo su apoyo, compañía y aguante en esta aventura que empieza como una simple idea de voluntariado de 20 días y termina siendo una experiencia mas allá de lo que uno se imaginó. Luego de vivir Uganda al 100x 100, se empieza a ver la vida de otra manera, se encuentran más tonalidades a las situaciones y se saborea más cada momento.

Alba Pardo Fernández

2015-04-27 17:03:44

Para mí hay un antes y un después de mi experiencia de voluntariado en Uganda… África. De la noche a la mañana decidí que quería ir a África, sentía que tenía que ir, quería conocer la gente, como vivían, su cultura, su lengua etc. y casualmente encontré la web de Cooperating Volunteers. Ha sido una de las mejores casualidades que me han pasado. Primero porque gracias a ellos he tenido la oportunidad de vivir una experiencia única y que no voy a olvidar. Y segundo porque conocí a Albert que me enseñó a conocer África desde su esencia. Dicen que África enamora… des del primer día que pisé África sentí que quería volver… y cada día que estoy en Barcelona me acuerdo de alguna anécdota, situación o me viene alguna imagen a la cabeza de África… ya quiero volver. Solo deciros 3 cosas que para mi África significan: Vida, Conexión y Humanidad Des de que he vuelto que siento que una parte de mi esta allí, y cuando hablo de África siempre me aparece una sonrisa y deseos de volver. Creo que la mejor manera de conocer África es ir allí y vivirlo! Adentrándose a su cultura colaborando en un programa de voluntariado. Yo estuve en dos programas de voluntariado; por la mañana en un orfanato y por la tarde entrenando a un equipo femenino de voleibol del Instituto Nyakasura School. Fueron solo dos semanas, pero no sé cómo, fueron las dos semanas más intensas de mi vida y a la vez las más relajadas…todo fluía. Aunque los dos programas de voluntariados eran totalmente diferentes, los dos eran totalmente increíbles, de los cuales aprendí muchísimo. Del orfanato me llevo muchas experiencias, muchas sonrisas y muchas imágenes. Para mí se han quedado gravados las caras y sonrisas de Nabasa, Anette, Salomon, Christine, Daphne, Nyongoma, Jon, Katherine, Hillary, Twini, Rose… sus ganas de aprender, de vivir, de abrazar y de ser abrazados…. De las chicas de Nyakasura school me llevo su simpatía, su inicial timidez, sus ganas de entrenar y de aprender y su motivación para mejorar. Eran increíbles y me hicieron reír y aprender mucho de los valores esenciales del deporte. Uganda tiene una energía especial… una comida súper buena… unas miradas que no olvidas, una olor súper típica de allí, unas calles rurales, unos valores, una música increíble, un paisaje de contrastes, unas costumbres curiosas, unos valores de los que aprender, y una gente y una calidad humana que vale la pena pasarte más de 10 horas de vuelo para llegar allí y conocerla. Creo que he aprendido yo más de ellos que ellos de mí…. Agradecer a Cooperating Volunteers por hacer las cosas tan fáciles y darme la oportunidad de vivir esta experiencia en África. Alba

Mila Ruiz Pérez

2015-04-09 17:04:33

Bueno lo mío fue de un día para otro, empecé a ver videos en youtube de niños en Uganda bailando y me dije tengo que ir allí para ver como viven, por qué sonríen tanto, por qué se lo pasan tan bien aún en sus condiones de pobreza y de país subdesarrollado. Y así lo hice, buscando por internet me encontré con esta ONG y nada más llamar Albert me atendió y me lo explicó todo tan bien y tan claro que no dudé en comprarme el billete para Uganda. Y después de un viaje de 35 horas por hacer una escala en Estambul de 24h, aterrice en Entebbe a las 3 a.m. el día 05/04/2015 donde estaba esperándome Sam, el coordinador de la Cooperating aquí en Uganda. Bueno pues llevo aquí cuatro días y está siendo una experiencia increible, más que cualquier cosa que puedas hacer en tu vida, por aquí hay que pasar. En estos días ya he ido a un orfanato donde los niños te adoran porque estés con ellos y juegues y les des amor. Y así mismo, también hemos ido a una escuela rural en el programa de enseñanza. Bueno, después de estos días tan llenos de emociones solo me queda animar a todo el mundo que viva esta experiencia, que desde luego es única y está llena de adrenalina. Y yo no me he equivocado en elegir a Cooperating, todo está bien organizado y aquí vivimos como en familia en la casa de voluntarios

Laura Martín

2014-10-03 21:35:57

Yo tuve la gran oportunidad de pasar un mes en Uganda con Cooperating Volunteers en Agosto del 2013. Me quedaba un año para terminar medicina, así que participé en el proyecto sanitario, aprendiendo y colaborando con los otros medicos del hospital de Fort Portal. Fue una experiencia increible! Desde el primer momento te sientes acogida no, adoptada! Por todas y cada una de las personas que vas conociendo a lo largo de la aventura. Desde los colaboradores de Cooperating Volunteers, médicos y enfermeros del hospital, la gente de la ciudad... Lo único malo fue que se me hizo demasiado corto.. Me quedé con muchas ganas de volver y poder ayudar más, porque realmente hay MUCHAS cosas que hacer, aunq sea cm simple mano de obra, aunq sea devolviendo una sonrisa a la niña que te mira enferma desde su cama soprendida por el color de tu piel.. Lo recomiendo infitinitamente! Por lo que podeis ayudar, pero sobre todo, por cuánto ns ayudan ellos a nosotros. La leccion de humildad que aprendes allí no la olvidas nunca.

Jonatan Rodríguez

2014-08-13 18:00:11

Mi voluntariado con Cooperating Volunteers fue en Uganda en un Orfanato en Fort Portal, al oeste del país donde pase una de las mejores experiencias de mi vida. Al llegar al país todo parecía muy caótico resultando difícil adaptarse, algo que en unos días acabo pasando a un segundo plano. Una vez llegue al orfanato me di cuenta donde estaba la gran riqueza de este país, en su gente. Por una parte los 80 adorables niños que se abalanzaron sobre nosotros con gran curiosidad y entusiasmo y por otra parte el personal local que nos trato con gran hospitalidad. Durante este tiempo cuide de los niños en el orfanato y también hice por primera vez de carpintero haciendo pupitres para la escuela, algo que me permitió ver que les dejaba mi granito de arena a los futuros estudiantes que los utilizarán. Por otro lado también recuerdo el gran grupo de voluntarios que formemos que se convirtió en una gran familia de los cuales conservo gran amista, además también de los lugares paradisiacos que tuve la oportunidad de visitar como el safari que realice en Murchinson falls national park. Finalmente decir que esta experiencia me aportó mucho incluso más de lo que yo pudiera aportarles a ellos, me hizo crecer valorando tantísimas cosas y aprendiendo mas sobre la realidad de estos países. Así que no dudaría en repetir!!
EneroFebreroMarzoAbril
1- Año Nuevo
7- Día de la Victoria sobre el Genocidio
22- Meak Bochea Day8- Día Internacional de la Mujer13, 14, 15, 16- Día de Año Nuevo Khmer
MayoJunioJulioAgosto
1- Día internacional del Trabajador
13, 14, 15- Celebración del Cumpleaños del Rey
20- Visakha Bochea Day
24- Ceremonia del Arado Real
1- Día Internacional del Niño
18- Aniversario de la Madre de la Reina
SetiembreOctubreNoviembreDiciembre
24- Día de la Constitución
30- Pchom Ben Day
1, 2- Pchom Ben Day
23- Aniversario del Acuerdo de la Paz de Paris
29- Día de la Coronación del Rey Sihamoni
9- Día de la Independencia
13, 14, 15- Festival del Agua
10- Día Internacional de los Derechos Humanos