Voluntariado en la India

Programas de voluntariado disponibles en la India

  • Programa de Voluntariado de Orfanato
  • Programa de Voluntariado de Enseñanza
  • Programa de Voluntariado para el Desarrollo de la Mujer
  • Programa de Voluntariado de Cuidado de Elefantes
  • Programa de Voluntariado Médico

¿Qué se incluye?

  • Alojamiento
  • Recogida en el aeropuerto y transporte hasta el proyecto
  • 3 comidas al día, 7 días a la semana
  • Transporte
  • 1 día de orientación
  • Introducción a la cultura india
  • Apoyo del personal local 24 horas 7 días a la semana
  • Transporte del alojamiento al proyecto y viceversa
  • Reuniones de evaluación periódicas
  • Certificado de voluntariado al finalizar (bajo petición del voluntario)

Sobre India

India limita al noroeste con Pakistán, al noreste con China, Nepal y Bután, al este con Bangladesh y Myanmar y el resto con el Océano Índico .La India es el segundo país del mundo con mayor número de habitantes. La población actual de la India son 1.200 millones de personas. La capital de India es Nueva Delhi y el idioma oficial es el Inglés.

Los proyectos de voluntariado en India se sitúan en la ciudad de Jaipur y sus alrededores, situado en la mitad norte del país. En Jaipur, viven aproximadamente 2,7 millones de personas.

El clima de India

El extenso territorio de la India hace que existan zonas con un relieve muy diverso que influye en la diversidad climática del país. Los voluntarios que estén destinados a Jaipur se encontrarán con que las temperaturas suelen ser muy altas durante el día y frescas durante la noche. En invierno, las mínimas son de 6 grados y las máximas de 29. En verano, las mínimas nocturnas se encuentran en torno a los 23 grados y las máximas en 44.

Diferencia horaria y moneda en la India

India tiene 4:30 horas más que España (Península). La moneda oficial de la India es la Rupia india. 1 Rupia india son 0’012 Euros.

¿Dónde se ubican los proyectos de voluntariado?

En la actualidad estamos trabajando en la región principal de la ciudad deJaipur y sus alrededores. Jaipur es la capital del estado de Desert llamada Rajasthan. También llamada ciudad rosa.

El programa de Voluntariado en Orfanato de Cooperating Volunteers se encuentra en la ciudad de Jaipur. Trabajamos en el cuidado de niños callejeros, un programa de Voluntariado en Enseñanza y el programa de voluntariado para el Desarrollo de las Mujeres en diferentes lugares de Jaipur. Estos programas no están a más de 15-20 minutos de los alojamientos de Cooperating Volunteers en el centro o las afueras de la ciudad de Jaipur.

Aeropuerto

Los voluntarios deben llegar al Aeropuerto de Jaipur (código aeropuerto JAI), donde serán recogidos por el personal local, y posteriormente trasladados al alojamiento.

Costes

  • Los costes del programa de voluntariado empiezan en280€(US$ 300, aprox) por 1 semana. Puedes ver todos los costes en Costes de Programa

Inicio / Duración

  • Los programas de voluntariado en India empiezan cada dos viernes.

 

2018
Enero 12 & 26Julio 13 & 27
Febrero 09 & 23Agosto 10 & 24
Marzo 09 & 23Setiembre 7 & 21
Abril 06 & 20Octubre 05 & 19
Mayo 04 & 18Noviembre 02, 16 & 30
Junio 01, 15 & 29Diciembre 14 & 28
2019
Enero 11 & 25Julio 12 & 26
Febrero 08 & 22Agosto 9 & 23
Marzo 08 & 22Setiembre 06 & 20
Abril 05 & 19Octubre 04 & 18
Mayo 03 , 17 & 31Noviembre 01, 15 & 29
Junio 14 & 28Diciembre 13 & 27
    • – Los voluntarios deben llegar a India el viernes de la fecha de llegada para ser recogidos en el aeropuerto.
    • – Los voluntarios pueden hacer el programa de voluntariado durante un mínimo de 1 semana y un máximo de 6 meses.

¡A tener en cuenta!

Las comidas que incluye el destino/proyecto se incluirá en los alojamientos. Los trayectos a destino, las excursiones que realicen los voluntarios, etc no estarán incluidas las comidas.

La estancia de voluntariado comienza cuando el voluntario llega a destino y es recogido.

Los horarios de recogida especificado en cada destino/proyecto debe ser respetado. Aquellos voluntarios que lleguen fuera de horario/día de recogida tendrá coste adicional dependiendo del destino.

Requisitos

  • Los voluntarios deben ser mayores de 17 años al principio del programa.

Holidays en India

Recuerda que todos los proyectos permaneceran cerrado los dias indicados por Holidays en India. No obstante, es una buena posibilidad para conocer su cultura y sus tradiciones en sus fiestas.

EneroLohari13
Makkar sakranti14
Republic day26
FeberoGuru ravidas jayanti 19
MarzoMahashivratri4
Holi (festival of colours) 20-21
AbrilMahavir jayanti17
MayoGood friday21
Buddhapurnima18
JunioId-ul-fitar(End of Ramadan)5
JulioNo hay días festivos
AgostoEid-ul-zuha 12
Indipandance day15
Janamasthmi (krishna’s birthday)24
SeptiembreGanesha’s birthday 2
Muhharam10
OctubreGandhi’s birthday2
Dussehra8
Diwali 26,27,28,29
NoviembreMilad-ul-Nabi10
Guru nanak’s birthday12
DiciembreChristmas25

Gastronomía

La comida india es conocida en todo el mundo y es famosa por su delicioso sabor y el abundante uso de las especias. Un placer gastronómico del que podrán disfrutar los voluntarios durante su estancia. Jaipur constituye una de las tres ciudades que componen el Triángulo de Oro gastronómico de la India junto con Agra y Delhi. El arroz es uno de los ingredientes principales de las elaboraciones indias, se suele acompañar con un caldo picante. Otro de los platos típicos es la kofta, unas albóndigas de carne. En general, la comida india se caracteriza por usar el picante para potenciar el sabor de los alimentos.

Atractivos turísticos en India

Jaipur es conocida como la ciudad rosa debido al color rosado de sus edificios. La mayor parte de los edificios de interés turísticos se encuentran dentro de la Ciudad Vieja. Existen en Jaipur numerosas construcciones palaciegas de preciosa arquitectura que merecen la pena contemplar y visitar. Los voluntarios pueden también aprovechar su tiempo libre para pasear por la ciudad y comprar en los numerosos bazares. Se encuentra también en Jaipur uno de los cinco antiguos observatorios astronómicos de la India.

Transporte en la India

En Jaipur viven muchísimas personas por lo que el tráfico es abundante, por lo que es preferible ir andando a los sitios. También se pueden usar “tuk tuk” o los taxis, que cobran por kilómetro aunque lo mejor es pactar el precio del viaje antes de hacerlo.

Si los voluntarios quieren aprovechar el final de su estancia para salir de Jaipur, lo mejor para moverse de una ciudad a otra en la India es usar el tren. El tren es el medio de transporte más usado. La red ferroviaria de la India es muy extensa y conecta casi toda la geografía.

De la residencia de voluntarios a los proyectos hay entre 15 y 30 minutos aproximadamente. El transporte diario al programa principal de voluntariado está incluido en la tasa de programa, si el voluntario participa un segundo programa, habrá de hacerse cargo de este coste. En este caso el coste del “tuk tuk” es de unos 4 € al día.

Programa de Voluntariado en Orfanato

Los niños del orfanato necesitan amor, atención y cuidados. Cuando un niño nace debería estar rodeado de personas que le quieran. No obstante, la vida dicta sus duras leyes y muchos niños no tienen a nadie cercano que pueda cuidar de ellos. Por lo que la educación de estos niños tiene un papel fundamental en el desarrollo de la comunidad. En el centro los niños son rescatados del trabajo infantil o porque han perdido sus familias o éstas los han abandonado. Estos niños son llevados al centro para facilitarles comida, alojamiento, educación y todas las necesidades que un niño necesita cubrir para su crecimiento. En ocasiones el número de niños que viven en el centro es menor, pero eso ocurre ocasionalmente.
Los voluntarios participarán en la vida cotidiana de los niños, tratando de desarrollar sus habilidades, creando el mejor ambiente posible. Las edades de los niños están comprendidas entre los 0 a los 18 años, los años clave para la formación y el desarrollo de éstos.
Los voluntarios ayudan en las tareas diarias del orfanato, organizan programas de concienciación sobre la importancia de una buena higiene, la importancia de lavarse los dientes y/o ducharse. También se organizan juegos de diversión como cantar, bailar o dibujar, entre otras actividades educativas. También la enseñanza de materias como el inglés o las matemáticas. Además, también se necesita ayuda en la cocina y para la distribución de alimentos.

NOTA: Aunque no es necesaria la aportación de recursos educativos por parte de los voluntarios, si sería idóneo tener algunas ideas previas sobre los temarios a desarrollar en las clases durante el voluntariado. Horas de trabajo entre 3 a 4 horas diarias.

Orfanato India

Quieres unirte a este programa? Solicitar

Programa de Voluntariado de Enseñanza

El programa de voluntariado de enseñanza se lleva a cabo en dos entornos.
Por una parte en las escuelas gubernamentales o privadas en las zonas rurales donde hay una importante escasez de nivel educativo. Los voluntarios deberán seguir principalmente el plan de estudios que se lleva a cabo en las escuelas para las diferentes asignaturas.

El trabajo de los voluntarios será ayudar en diferentes áreas educativas como enseñar inglés, matemáticas, arte o deportes en las escuelas de educación primaria y apoyar a los maestros en los métodos de enseñanza. Colaborar en la mejora de las habilidades comunicativas de los alumnos como dibujo, pintura, música o baile. Creando en todo momento un entorno más favorable para los niños, por ejemplo, pintando o decorando las escuelas. Además, ayudar a motivar a los niños a continuar su educación, asegurándose siempre de la asistencia regular de éstos.

NOTA: Nuestro programa de enseñanza se lleva a cabo en las areas rurales de Jaipur, en pequeños centros construidos por ONGs. En todos los centros alquilamos espacios para proporcionar educación estacionaria a niños que no pueden permitirse pagar las tasas escolares o un profesor.Horas de trabajo entre 3 a 4 horas diarias.

Por otra parte, desarrollamos un trabajo educativo en los barrios llamados “slums”, los barrios más pobres de Jaipur.

El trabajo de los voluntarios consistirá en asistir a estos barrios y ofrecer una educación a los niños viven que en ellos y que no tienen medios económicos para asistir al colegio ni pagar a un profesor. Las clases se desarrollarán directamente en las casas, con grupos de 10 a 15 niños por casa. Se les enseñará inglés, matemáticas y otras asignaturas que ayuden en la mejora de sus habilidades. Con este programa, el voluntario tendrá la oportunidad de vivir y conocer de cerca la realidad de estas zonas pobres de Jaipur, ayudando y aportando un crecimiento y desarrollo para su comunidad.

Enseñanza India

Quieres unirte a este programa? Solicitar

Programa de Voluntariado en el Desarrollo de la Mujer

El desarrollo de las mujeres en la India sigue siendo un sueño lejano. India está creciendo económicamente y tecnológicamente día a día, pero las mujeres en la India están todavía muy lejos de la verdadera emancipación y la realidad es que siguen sufriendo discriminación e injusticia en todas las etapas de su vida. Como dice el viejo proverbio “se puede decir que el estado de la nación se evalúa mirando la condición de la mujer” o según Gandhi “si se educa al hombre, se educa al individuo, pero si se educa a una mujer, se educa a una familia entera”. Por lo que, nuestros centros están comprometidos en la educación y la capacitación de las mujeres.
Cada día, alrededor de 15 mujeres acuden a nuestro centro y reciben una educación básica y un programa de talleres, para capacitarlas en diferentes trabajos como la pintura de henna o la costura. Después de realizar el curso de formación gratuito en el centro, las mujeres pueden encontrar un buen trabajo o comenzar su propio negocio. Este proyecto fue creado para ofrecer una fuente de ingresos a la comunidad de mujeres.

En definitiva, el programa de voluntariado para el desarrollo de las mujeres permite apoyar a las mujeres en la búsqueda de medios saludables y sostenibles para la vida. Los grupos de mujeres, ofrecen un debate de temas como la salud de la familia, los derechos de las mujeres, el acceso a los recursos, la generación de ingresos y otros desafíos a los que se enfrentan las mujeres en su vida cotidiana. Los voluntarios tienen la oportunidad de intercambiar ideas y colaborar con los proyectos en curso. También pueden proporcionar el apoyo de muchas otras maneras, dependiendo de sus habilidades e intereses y las necesidades de la comunidad local.

Recientemente hemos hecho cambios en nuestro proyecto de desarrollo de la mujer, uniéndolo al programa de trabajo con los niños de las zonas rurales en Jaipur. Así los voluntarios tienen la oportunidad de trabajar con las mujeres y con los niños en un solo proyecto de voluntariado. Ambos proyectos se desarrollan en el mismo centro y ambos por las tardes, con lo que el voluntario no tiene que desplazarse a más de un lugar.

NOTA: Es recomendable que el voluntario que quiera hacer este programa, prepare actividades para desarrollar durante su voluntariado (costura, pintura, manualidades, baile, etc.), ya que las mujeres acuden al centro para adquirir habilidades que puedan mejorar su futuro. Horas de trabajo entre 3 a 4 horas diarias.

Desarrollo Mujer India

Quieres unirte a este programa? Solicitar

Programa de Voluntariado de Cuidado de Elefantes

India es el hogar de entre el 50% y el 60% de los elefantes asiáticos salvajes y cerca del 20% de los elefantes domesticados en el mundo, de ahí la gran importancia para la supervivencia de la especie.

Este país tiene una larga historia en la domesticación de los elefantes, éstos han participado en muchas áreas de la vida India, una de ellas y que siguen practicando hoy en día, es la del transporte. Pero estos elefantes son respetados y cuidados por sus cuidadores.

El voluntario tendrá la oportunidad de ayudar en las tareas para el cuidado de estos elefantes, desde darles de comer a bañarlos, y también llevar a cabo otras tareas diarias relacionadas con este fin.

NOTA:Este programa se realiza por las tardes durante tres horas al día de lunes a viernes y tiene un coste adicional de 90€ por semana para el transporte diario hasta el centro y la donación al proyecto para el cuidado de los animales. Horas de trabajo 3 horas diarias de lunes a viernes.

Cuidado Elefantes India

Quieres unirte a este programa? Solicitar

Programa de Voluntariado Médico

La asistencia sanitaria en India refleja la controversia que supone en si visitar el país. El programa médico tiene el objetivo de acercar al voluntario a la situación y necesidades sanitarias en el país. En todo momento el programa médico estará enfocado a una experiencia sobre las condiciones sanitarias de la India. En ningún caso los voluntarios serán necesarios o indispensables para que el programa funcione.

Como voluntario podrá participar en una pequeña unidad móvil.

La unidad móvil tiene el objetivo de proporcionar asesoramiento y reparto de medicamentos.

La furgoneta de la unidad móvil tiene una ruta semanal, el equipo local informará al voluntario del origen diario del programa, y el recorrido a realizar, prestando dos horas de servicio en cada lugar en horario de lunes a viernes (sábados optativos) por lo general en horario de tardes.Horas de trabajo 3 horas diarias de lunes a viernes.

Requisitos:

  • Al menos un año de estudios de medicina o relacionados
  • Presentar expediente o certificado académico de estudios. Y carta de recomendación (bien por la entidad de estudios o por una entidad laboral).
Quieres unirte a este programa? Solicitar
Los voluntarios serán alojados en una de las casas de voluntarios de Cooperating Volunteers. Las casas se encuentran en varias zonas de Jaipur, desde barrios en el centro a barrios en las afueras de la ciudad (la que más lejos, está a 30 minutos en tuk-tuk de la pink-city, el centro de la ciudad).

La casa cuenta con conexión Wifi gratuita para los voluntarios, cocina, salón-comedor y una pequeña terraza dónde el voluntario puede descansar después de su trabajo en el proyecto. Las habitaciones son compartidas con voluntarios del mismo género.

Las comidas serán servidas 3 veces al día y excepto el desayuno, son principalmente comidas típicas de India. El desayuno consiste principalmente en café, té, leche, pan de molde, mantequilla, mermelada y huevos, se sirve entre las 8 y las 9, antes de que el voluntario comience su jornada en los programas. Para la comida, se servirán platos indios basados en vegetales en salsa, normalmente de sabores picantes como masala o curry, aunque los sabores adaptarán a nuestros voluntarios; la comida se servirá durante el tiempo de descanso a medio día de los voluntarios. En india el horario de comidas es tipo anglosajón por lo que el momento de la comida a medio día suele ser entre las 12 y las 14 horas. Respecto a la cena, se sirve en torno a las 19 horas y consta de platos típicos de la India similares a la comida.

En las casas de voluntarios hay disponible agua potable del grifo ya que cuenta con purificador de agua, pero recomendamos a cada voluntario que compre agua embotellada para beber. Puede ser adquirida en cualquier tienda de la calle, y su coste son unas 20 rupias (0.25€) por cada botella de agua mineral. Y dado que en India no es común utilizar el papel higiénico, esto es algo que los voluntarios adquieren por su cuenta en el supermercado de delante de la casa de voluntarios.

India AccommodationIndia Accommodation

Luna González

2018-11-01 23:31:21

Este verano, he estado tres semanas en Jaipur. Han sido las tres semanas más peculiares, emocionantes e impredecibles de mi vida. Estuve en el programa de enseñanza, en una escuela en los “slums”, uno de los barrios pobres de la ciudad. Los niños fueron encantadores, amables y generosos. Nunca había visto a un grupo de personas tan motivadas por aprender y trabajar, y ese entusiasmo se contagia; por lo que no pude disfrutar más enseñándoles. Además de aprender, jugábamos todas las tardes, y lo que más les gustaba era el “choco choco la la”. Sigo sin poder olvidar sus caras de felicidad cuando, tras habérselo enseñado a 30 niños, aceptabas hacerlo con uno más, parecía que le hubieses regalado lo inimaginable. Y ya sé que es muy típico decir la frase de: “ellos me han enseñado más a mi, que yo a ellos”; pero es que es verdad. Estas tres semanas a su lado fueron enriquecedoras, y cada niño me enseñó, a su manera, algo; a ser más feliz, más agradecida, a disfrutar más, y sobretodo a no desaprovechar la educación que recibo aquí en España, porque no todo el mundo tiene tanta suerte como nosotros. Además de los niños, he conocido a personas que no olvidaré nunca, con las que he pasado los mejores momentos de mi vida. Quería darles las gracias a todos, no podría haber encontrado a mejores compañeros en esta experiencia. Bueno, y para finalizar, cómo no hablar de una parte fundamental de este viaje: los coordinadores. No me gusta llamarlos así, porque más que eso han sido mis consejeros, pero sobretodo, amigos. Gracias a Jitesh, por ser mi “big brother” y estar todas las tardes en casa para darnos consejos, contarnos datos interesantes sobre la cultura india, y para hacernos reir. Gracias a Kajal, por tener la amabilidad y la paciencia, de hacernos la comida y la cena todos los días, y por ser tan buena con todos. Gracias a Vicky, por ser tan amigable y aventurera. Y muchas gracias a Shiva por todo, por decirnos si nos habían timado el el mercadillo, por llamar a los tuk-tuks siempre que te lo pedíamos, por ayudarnos a organizar los viajes, y sobretodo, por ser tan bromista, y estar siempre soltando cualquier tontería, que me hacían reír tanto. Recuerdo cuando llegué con miedo, y después me fuí deseando poderme quedar más tiempo puesto que repetiría este viaje mil veces.

Eva Corullón

2018-09-22 20:13:03

Este verano fui a la India, 1 mes. En ese mes he sentido tantas emociones juntas que cuando me preguntan mi experiencia por el país no sé que responder. El sentimiento que sentí no se puede definir ni explicar con palabras. Lo que si que puedo decir es que me sentí libre, me sentí en casa y a la vez lejos de todo el sistema en el que estaba acostumbrada a vivir. La gente te sonríe y sientes su aprecio por todas partes. En la casa de voluntariados he pasado tantos buenos momentos que es imposible que se borren de mi mente nunca. Shiva y Kajal(su mujer) Victoria, jitesh, Bittu ( mi conductor de tuk tuk favorito ) ... hacen un papel fundamental, organizando todo, cocinando, dando todo el apoyo y todo su cariño. Te sientes como en familia, una gran familia. Yo realicé el proyecto de educación, sólo puedo decir que me he enamorado de esos niños, te dan tanto amor, sus rostros llenos de magulladuras muestran su dura vida y a la vez sus sonrisas y su energía te transmiten una felicidad que más de uno querría. Son tan fuertes. Asha, su profesora es un encanto, te abre las puertas de su casa y de su corazón, te lo da todo, sin esperar nada a cambio. Tenemos que aprender mucho de esta gente, dejar los kilómetros a un lado y ver que las fronteras no existen en temas del corazón. Haciendo memoria, jamás he sido tan feliz como lo he sido allí, lo prometo, volveré.

Ana Baltasar Summers

2018-09-12 18:42:51

Este verano fui una semana a hacer el voluntariado de educación con mi padre. Era la primera vez que viajábamos a la India, íbamos un poco asustados ya que no sabíamos con que nos íbamos a encontrar. Al llegar nos encontramos con Jitesh y Shiva que nos hicieron sentir como si estuviéramos en casa. En la casa de voluntariados conoces a mucha gente que va a ser tu familia durante un tiempo, conoces a personas maravillosas. En el colegio vas a enseñar a los niños, ingles, mates... pero yo aprendí más de ellos que ellos de mi. Parece que estas en un mundo totalmente distinto, pero es real. Jitesh és el que lleva la organización, siempre que necesitas algo te ayuda en todo lo que puede, como Shiva. Te sientes muy protegido. Kajal te hace una comida muy buena. Te sientes como en una pequeña familia. Recomiendo mucho esta experiencia, es inolvidable. Vives y ves cosas inexplicables, conoces otra cultura totalmente diferentes y a personas que nunca olvidarás. Gracias a todos los voluntarios por compartir esta experiencia con nosotros, a Shiva por ayudarnos tanto y por hacernos siempre reir, a Jitesh por preocuparse siempre de nosotros, a Kajal por su comida, a Suratsh por guardar tan bien la casa y gracias India por tu gente, tus olores, tus colores y tus lugares tan espectaculares

Julian Serrano Muñoz

2018-08-27 22:07:38

Estuve 6 semanas en Jaipur y creerme se me hicieron cortas, llegue con mucha incertidumbre, por no decir miedo, supongo que como todo el mundo cuando va a un país tan diferente al tuyo en todos los aspectos. Pero igual que se instalan esos nervios antes de llegar a un lugar se disipan cuando te encuentras el material humano que vela continuamente por el bienestar de los voluntarios, y es que no se puede omitir una de las partes fundamentales de esta gran aventura. Me refiero a los coordinadores Vicky y Jitesh, a la gran familia de Shiva y por supuesto el team tuc-tuc, todos y cada uno de ellos grandes trabajadores y enormes personas, desde aquí os vuelvo a decir una y mil veces GRACIAS. Mi principal problema fue el idioma, pero como me dijo mi GRANDFATHER SHIVA “Con el idioma del corazón nos entendemos todos” y así fue…yo realice el programa de orfanato en Manna Children´s Home, al sur de Jaipur, uno de los más pobres donde está presente Cooperating, la situación era la siguiente, teníamos la primera semana a 20 niños y la última semana a 38. Esto se debía a que cada día y semana llegaban de niños que, o bien los usaban para explotación infantil o estaban abandonados por sus padres o no tenían…y es que la India es un punto aparte en el significado de pobreza. Por eso aquí he de decir, que aquel que este dispuesto a sumarse a este proyecto debe llegar dispuesto abrir su cabeza y corazón, aceptar la cultura que se le presenta y sumarse a ellos, para de esa manera buscar la mejor forma para ayudarles a solventar las carencias que presenten en su entorno. Así es como lo hicimos y siguen haciendo todos los voluntarios que están poniendo su grano de arena allí como Pol, Claudia, Camila, Maia, Jassone, y muchos más. Nos encontramos un centro sin color, donde los chicos no se conocían entre ellos, con muchas dificultades en el idioma, con unas condiciones de limpieza que buff…a día de hoy puedo decir que he sido parte de toda esa gente que le esta dando vida a ese centro. Para acabar, solo diré una última cosa, esto cambia la vida y la cambia a bien, que por qué, porque se recupera la visión y el espíritu humano que tan ahogado esta por las cosas banales. GRACIAS INDIA, GRACIAS COOPERATING, YA SOIS PARTE DE MI PARA SIEMPRE.

Delia Alessi

2018-08-25 10:20:46

Despues de haber vivido esta experiencia por segunda vez, puedo asegurar que incluso a sido mejor que la anterior. El año pasado fue increible, pero este año lo ha superado con diferencia. Cooperating Volunteers India tiene una muy buena organizacion por parte de Jitesh, gracias a su dedicación, su esfuerzo y su trabajo constante permite que los voluntarios puedan gozar de una muy buena experiencia de voluntariado. No solo como trabajador, sino como persona, hace que la casa se convierta en tu hogar y nunca deja de transmitir buena energia y valores fundamentales para cada momento de esta experiencia. CV India no seria lo mismo sin Jitesh en cabeza. Logra que cada voluntario sea capaz de dar lo mejor de si mismo..como siempre comentamos en la casa: empezamos riendo pero siempre acabamos con lagrimas... Es increible como en tan poco tiempo te unas tanto con la gente a tu alrededor, conseguir sentirse asi es bastante dificil a veces, pero Jitesh siempre se encarga de hacerlo. En verano suelen haber muchisimos voluntarios asi que el trabajo no es facil para el equipo local, pero aun asi lo pueden manejar. El trabajo por parte del equipo es impecable, en relación a los programas, la organizacion de los tuk tuks, la casa, la comida, el bienestar de los voluntarios... Este año el voluntariado fue increible..las mujeres y los niños estan dispuestos a dar muchisimo y también a recibir... Hacemos ingles, bailes, actividades y mucho más, tanto con las mujeres como con los niños, sin duda es un programa totalmente recomendable. Te abren la puerta a este gran mundo repleto de increibles aventuras, solo tienes que estar dispuesto a sentir, a abrir mente y corazón. Es una experiencia que vale la pena vivir y a poder ser, repetir! Gracias a Cooperating Volunteers descubrí que India siempre sera un hogar para mi.

Maria Vilá

2018-08-25 10:15:02

Yo he realizado el voluntariado de educación en Jaipur, India. Nunca había hecho un voluntariado en ninguna parte y mucho menos había ido a la india. Tenía alguna idea de lo que me esperaría pero nada superaba lo que viví allí. El colegio al que fui a enseñar era muy pobre con solo dos clases con techo y todas las demás al aire libre pero a pesar de todo los niños eran súper felices y siempre estaban con una sonrisa en la cara. Dábamos clase a niños de entre 4 y 17 años más o menos, todos eran súper educados y estaban muy contentos con cualquier cosa que les enseñases, ellos solo querían aprender y saber más. Recuerdo el primer día de clases, como todos los niños estaban emocionadisimos de vernos diciéndonos todo el rato, “Didi, didi come to our class”. Los niños tenían unas ganas de aprender que nunca había visto y ademas eran niños muy listos que pillaban todo a la primera incluso cuando no entendían todo lo que decías. Para mi ha sido una de las mejores experiencias que he hecho y que voy a hacer. El cariño que te cogen los niños, el sentimiento que te llena cuando haces algo bueno por los demás, conocer una cultura tan diferente a la mía.... son emociones que nunca había sentido y lo feliz que estás allí no se puede comparar. Tengo que dar las gracias a los coordinadores, a Jitesh, Shiva, Victoria... y a todos los demás que han hecho que sea una experiencia tan inolvidable. Para mi ha sido una experiencia única que espero poder repetir el año que viene y los siguientes.

Helena Carrasco

2018-08-01 15:42:13

Me llamo Helena y realicé el voluntariado de educación durante un mes en Jaipur, India. Mi experiencia en la India marca un antes y un después en mi vida. No puedo describirla si no son con palabras de agradecimiento, pues no solo me llevo los momentos compartidos con niños y niñas preciosos, sino, también, una familia. Una familia compuesta por 20 voluntarios, por Shiva, por Kajal, por Victoria y por todos aquellos que se han dedicado día y noche a nosotros. Nunca imaginé poder sentirme como en casa a 6000km de mi hogar. Verdaderamente estoy muy agradecida por el esfuerzo de la familia de Shiva, el trabajo que ellos realizan no suele ser reconocido y, realmente, es gracias a ellos que todo funciona. Él está siempre dispuesto a ayudar, a preparar y a coordinar todo lo que sea necesario. No pierde su sonrisa ni su humor, pese a los choques culturales que pueda vivir con nosotros, nos escucha, nos respeta y aprende de nosotros, igual que nosotros de él. Es increíble, nunca le olvidaré. Su mujer, Kajal, es una bellísima persona, la cual nos cocina comida y cena siempre. Un día enfermó y vino a trabajar igualmente, quisimos ayudarla, pues no se sentía con fuerzas para cocinar ella sola. Ahí me di cuenta la dificultad de su trabajo… cocinar para 45 personas dos veces al día es realmente duro. Des de ese momento no pude renunciar a sus platos, a su trabajo. A veces es necesario mirar más allá y apreciar y reconocer el esfuerzo de los demás. Asimismo, es imprescindible nombrar a Victoria, cuya coordinadora se preocupó por nosotros y nos ayudó en todo lo que necesitamos. Era muy cercana, siempre nos escuchaba y trataba que nos sintiésemos a gusto. Sin ella tampoco hubiese sido lo mismo. Por otro lado, también me gustaría recordar a Bittu. Aunque oficialmente fue mi conductor en Jaipur, mi compañera y yo le llamábamos Big Brother. Nos cuidó como si fuésemos sus hermanas pequeñas. Incluso un día nos invitó a su casa con su familia, y nos enseñaron bailes y fotografías suyas. Ese momento fue uno de los que nunca olvidaré. Por lo referente a la escuela en la que trabajé tengo que decir que estoy SUPER contenta. No todos los voluntarios tuvieron la misma suerte, aunque ninguno de ellos salió insatisfecho de su colegio. Simplemente algunos teníamos más oportunidades de trabajar que otros (yo hice el voluntariado de educación) y esto repercutía en la satisfacción de cada uno. Mi escuela era una de las más pobres, no tenía nada. De hecho, el primer día solo había 4 alumnos, con el tiempo fueron llegando más. Ninguno de ellos paga cuota escolar, no tienen dinero. La escuela es su único vehículo para salir de la pobreza máxima, la posibilidad de cambiar su futuro y aspirar a algo que les dé comida, seguridad. La última semana me enteré que los vecinos de sus alrededores querían cerrarla. No pueden dejar a estos niños sin escuela… ¿qué será de su futuro sin ella? Espero y deseo que no se cierre, que todos los niños tengan la posibilidad de seguir estudiando y formándose. Nunca había visto a niños tan pequeños con tantas ganas de aprender, se merecen tener la oportunidad de recibir tal enseñanza. Por otra parte, conocí plenamente a la profesora principal de la escuela, Asha. Ella es una persona 10. Se dedica a sus niños de verdad, les transmite, conecta, vive por ellos. La conexión que tiene con cada uno es única y verdadera. Ella es una de las personas que más me ha marcado en este viaje, me ha enseñado a apreciar la belleza de su país, me ha mostrado su cultura y ha aceptado la mía. Me ha brindado la posibilidad de enseñar a sus estudiantes y hasta me ha invitado a su casa para enseñarme a cocinar. Hoy en día sigo en contacto con ella, me cuenta cómo están los pequeños y me invita a volver. Tengo ganas de volver. Finalmente me gustaría hacer una pequeña reflexión. Creo que la gente que se apunta a un voluntariado tiene que venir con la mente abierta, con la conciencia de que puede encontrarse de todo. La gente en India vive en unas condiciones pésimas, terriblemente pésimas, contrariamente los voluntarios vivimos en una casa plagada de “lujos”: tenemos aire acondicionado, ordenador, internet, agua potable con un filtro, nevera, comedor, comida 3 veces al día, habitaciones, ducha, terraza, una familia que vela por nosotros… lo tenemos todo y más. Solo pido que si alguien decide hacer este voluntario lo viva con una sonrisa, tratándose de adaptar a lo que hay, viviendo cada instante al máximo y con una sonrisa, pues así se vive intensamente y no se olvida.

Jordi Sabé

2018-07-22 20:15:00

Yo fui a Jaipur, India este verano (2018) y la verdad es que fue una de las mejores experiencias de mi vida. Fui a la Universidad de Rajasthan a dar clase a chicos de entre 5 y 17 años y fue una experiencia muy enriquecedora. El cambio cultural fue chocante los primeros días pero daba gusto ver sonrisas en las caras de todos los niños cuando estábamos por ahí. Ver esta nueva realidad me ha hecho cambiar y tener una mente mucho más abierta a parte de que me ha gustado mucho todo el tiempo que he podido ayudar a la gente de ahí. Dejando de lado el enorme crecimiento personal, la gente que se ocupaba de nosotros nos ofreció de todo y nos ayudó en todo momento. Cabe destacar que Jitesh Hotla y Shiva Hotla (ayudantes Indios en la casa) vinieron más de un día al voluntariado a ayudarnos con los niños del colegio en el que dábamos clase los voluntarios ya que nos costó adaptarnos y había niños que no entendían muy bien el inglés. Shiva siempre nos ayudó muchísimo a encontrar tuk-tuks cerca para desplazarnos donde fuera y siempre estaba a nuestro servicio intentando que nuestra estancia ahí fuera lo más parecida a estar en casa, y la verdad es que lo logró. Recuerdo una vez que estaba enfermo en la India y Shiva siempre vino a ofrecerme agua, medicamentos o cualquier tipo de ayuda. Por suerte me curé, pero hubo otra voluntaria que tuvo que ir al hospital y él la llevó tratándola igual de bien que a mi. Él también nos llevaba en su coche a los voluntariados o si puntualmente le pedíamos que nos llevara a algún sitio nos llevaba sin ningún problema. También se ocupaba de rellenar los tanques de agua de la casa (puesto que en la India este trabajo se tiene que hacer manualmente) para que en cada momento tuviéramos la posibilidad de lavarnos, cocinar... En resumen, si Shiva no estaba en la casa, no era lo mismo, pues esta no funcionaba con la misma normalidad y no había alguien a nuestra disposición como él. También agradezco mucho el trabajo de Suraj en la casa quien por la noches dormía en el sofa de la terraza para vigilar la casa, aunque lloviera o cayera una tormenta él siempre estaba ahí a nuestra disposición. A parte de eso durante el día estaba algún tiempo por la casa para siempre poder ayudar. En cuanto a las comidas en la casa, tengo que darles las gracias a Rinku y Kajal por siempre estar ahí para darnos de comer e incluso para limpiar de vez en cuando. En especial Kajal estuvo desde mi primera semana en Jaipur hasta la última cocinando comida exquisita siempre con una sonrisa. Ambas se portaron de maravilla con todos los voluntarios y su trabajo en la casa era de agradecer. Recomiendo totalmente esta experiencia a cualquier persona ya que hará que vea las cosas de una forma distinta, pues el cambio de realidad es notable.

Covadonga Maria Kocina

2018-07-12 13:18:32

"Escribo esto desde mi avión Jaipur-Delhi, de vuelta a casa. Sin nisiquiera haber llegado a España, se que me llevo conmigo un recuerdo de la India que jamás olvidaré. He hecho mi programa de voluntariado durante el mes de junio, durante 3 semanas. Cuando pise Jaipur por primera vez en el aeropuerto al salir del avión, la primera cosa que me impactó fue el calor agobiante que hacía; una temperatura que rozaba los 50 grados. Yo ya sabía el calor tan impresionante que había en la india, e incluso me había imaginado lo que debía ser dormir por las noches. Sin embargo, al llegar a la casa me encontré con aire acondicionado en cada habitación. Además del aire, toda la casa está perfectamente preparada para alojar a cualquier persona, no existe queja ninguna para ella. Durante mi estancia allí, la casa cambió bastante, ya que decidieron pintar las paredes de blanco, cambiar los sofás a unos más amplios y cómodos, y redecorar las habitaciones, preparándose para la temporada de verano en la que llegan muchos voluntarios todos los años. En cuanto al personal, nada más llegar al aeropuerto, aunque estaba nerviosa, me recibió Jitesh, el primer coordinador, con una gran sonrisa. Fue súper abierto conmigo, y todos mis nervios se disolvieron rápidamente. Allí, fuimos a esperar a que nos recogiera el coche para ir a nuestro alojamiento. El conductor del coche era Shiva. Que decir de Shiva... ha sido mi padre alli, mi mayor apoyo, y una de las personas a las que sin duda voy a echar de menos. A pesar de la clase social y pobreza en la que viven el y su familia, es la persona más feliz, agradecida y bondadosa que he conocido en toda la india. Siempre ocupándose de todas nuestras dudas, inquietudes, etc, pero sobre todo, siempre haciéndonos reír con sus bromas y trucos de magia. Sin el, este viaje no habría sido el mismo sin ninguna duda. Su mujer también es parte del programa, la cocinera. Al igual que su marido, es una mujer amable y sonriente, siempre dispuesta a agradarnos y a hablar con nosotros, y a contarnos sus historias a pesar del poco nivel de inglés que tiene. Al llegar allí, teníamos comida preparada y nos impresionó lo buena que estaba, ya que nuestras expectativas sobre la comida india no eran precisamente las mejores. No sólo lo pensé yo, sino todos y cada uno de los voluntarios que la ha probado. Pase mi primer fin de semana allí visitando los monumentos principales de Jaipur, y acostumbrándome a la esencia de la ciudad. (El segundo fin de semana, lo aproveché para ir a agra y visitar el Taj Mahal, una de las maravillas del mundo, un título que tiene el palacio muy merecido) El lunes era mi primer día de trabajo, en el orfanato. El orfanato se encuentra en la parte antigua de la ciudad, el "pink city" como se llama allí. La pobreza y suciedad que lo rodean me impactaron la primera vez que llegue allí. El alojamiento de los 30 niños que viven ahí está formado de una serie de habitaciones divididas en 3 pisos y una pequeña aula de juegos en el piso de abajo. Las camas de los niños no son más que un trozo de madera cubierto con 4 mantas para que no sea tan duro, y las habitaciones cuentan con una especie de taquillas a las que se podría llamar armarios. Las infraestructuras son, por supuesto, básicas y muy simples. A pesar de la pobreza en la que se encuentran estos niños, uno no puede evitar sonreír al verles recibirte con una gran sonrisa. "Hello M'am!" decían cada vez que nos veían entrar por la puerta. Todos nos extendían la mano para saludarles y venían a recibirnos corriendo, sobretodo los más pequeños, que con el tiempo cogieron mucha confianza con nosotras. El trabajo allí se trata de jugar e intentar enseñar a los niños algún tipo de inglés básico, nada muy complicado. Pero sobretodo, lo que mas necesitan es el amor y el cariño de una figura materna, que es lo principal que les falta en sus vidas. Son todos muy educados, siempre queriendo agradarnos y hablar con nosotras a pesar de su dificultad con el inglés. Una cosa que nos hacía mucha gracia, es que yendo a cuidarles nosotras a ellos, todos los días nos daban algún tipo de comida o bebida, ya fuera te indio, una ración de la merienda como si fuéramos uno más de ellos, o cualquier tipo de comida que ellos también estuvieran comiendo en ese momento. Eran todo alegrias y risas, hasta incluso los niños más pequeños, de tan solo 5 añitos, estaban perfectamente educados para recoger sus cosas cada vez que jugaban con ellas. No se les oía ni una sola queja cuando uno mas mayor les quitaba su juguete, o cuando alguno le agobiaba. Nunca había visto un niño tan pequeño llorar y quejarse tan poco como estos. En nuestro último día, todos nos daban las gracias por nuestro tiempo allí, y los pequeños nos abrazaban, una muestra de gracias para ellos. Y nosotras lo único que podíamos pensar era, "gracias por que? Si sois vosotros los que nos habéis dado una experiencia enriquecedora para nuestras vidas! Sois vosotros los que nos habéis dado una lección, un ejemplo de vida y de felicidad." Estas tres semanas han sido un viaje increíble y lleno de nuevas experiencias, tanto en conocer la cultura de la india, sus calles y personas, como la capacidad de los menos privilegiados de reír y disfrutar la vida como si no les faltara de nada. Sin duda, un viaje y experiencia recomendable para todo el mundo."

Cristina Muñoz

2018-03-14 17:01:25

Después de un mes de voluntariado en Jaipur (India), solo me quedan ganas de volver a este maravilloso país. Formar parte de un voluntariado de empoderamiento de mujeres y enseñar inglés a niños ha sido una experiencia muy enriquecedora para mi. Ver esas sonrisas a la hora de llegar, ese amor incondicional que te proporcionan cada vez que te ven, esas ganas de compartir todo contigo, sus ganas de celebrar la vida, los bailes de bollywood, el talento que desprenden y la pasión que le ponen a todo... no se me va a ir de la memoria. Ha sido todo un acierto para mi haber elegido India como destino. Me llevo muchísimo cariño de este país. Cultura, paisajes, monumentos, espiritualidad, comida y sobretodo y lo que hace a India un país asombroso; su gente. Mil Gracias a mis papas indios: Shiva y Kajal, y a mi hermano indio Jitu. Son impresionantes y hacen que tu estancia sea inigualable, su hospitalidad, su humor, sus ganas de compartir contigo su cultura, su apoyo.. hace que te sientas como en casa. No olvidaré esto y recomiendo firmemente a las personas que estén interesadas en hacer un voluntariado en India que no lo piensen más y decidan hacerlo, les cambiará la vida. Namasté

Marta

2018-02-27 12:11:48

Este viaje a la India (JAIPUR) ha sido una de las experiencias más bonitas que he vivido. Estuve en el programa de cuidado de ELEFANTES. Son criaturas inocentes, buenas y graciosas, con una personalidad muy marcada y a la vez, muy inteligentes. Me ha fascinado conocerlos en profundidad durante 3 semanas y repetiria la experiencia sin duda. Vijay, el responsable del programa de elefantes, fué muy atento durante todo el programa y se encargó de que aprendiera y tuviera una sensación de satisfacción y paz que me hacía llegar al programa con una gran sonrisa y volverme de la misma manera. A las elefantas se las veía muy felices y lo mismo con los chicos que se encargan de cuidarlas. Todos formaban una família y me integraron muy amablemente. Es una experiencia de contacto con la naturaleza y los elefantes muy especial y aunque aporté todo lo que estuvo en mis manos, siento que ellos me aportaron mucho más a mi. En cuanto a la casa de voluntarios el recuerdo y la sensación que me quedan son muy tiernos. Las otras voluntarias, Shiva, Jitesh y su família... Todos formamos una família también y eso permitía que te sintieras como en casa.

Mireia Garcia

2017-11-15 11:20:20

Mi nombre es Mireia y durante el mes de septiembre fui con mi hija aina de voluntariado a Jaipur (india). Fue una experiencia inolvidable, nuestro programa era el de enseñanza y fuimos a la escuela con las profesoras Shefali y Aisha. Era una escuela pequeñita con unos 15-20 niños de entre 4 y 12 años. Alli les ayudabamos con la enseñanza basica de matematicas e ingles. No tengo mas que palabras de gratitud y recuerdos imborrables de los dias pasados en la escuela, los niños siempre contentos, siempre agradecidos y siempre con la sonrisa en la en la cara. Las profesoras dandonos una leccion diaria de vida, lucha y altruismo, no pueden ser mas encantadoras.... Estuvimos 15 dias en la casa de voluntariado arropadas por Jitesh, Shiva y su mujer Kajal. Nos cuidaron, nos ayudaron, nos aconsejaron y nos integraron en la vida de la india. Gracias Shiva por ser tan gran persona y por dejarnos entrar en tu familia compartiendo con ellos grandes momentos y grandes experiencias. Volvimos a casa con la sensacion de haber aprendido mas que haber enseñado. Volveremos algun dia porque os echamos de menos No puedo dejar de mencionar a mis compañeras de la casa de voluntarios: Alejandra, Meron, Estel, Cristina, Ana y Alba, personas entrañables con las que vivimos y compartimos el dia a dia y que nunca olvidaremos. También os echamos mucho de menos. Gracias Mireia

Delia

2017-09-16 22:22:09

Cada día en India es una nueva oportunidad para crecer como persona, para descubrir su cultura y sus valores, para conocer a personas que te marcan, para vivir mil aventuras! Estuve en una escuela dónde los niños eran adorables y tenían muchísimas ganas de aprender. Ellos, sin dar-se cuenta te dan pequeñas lecciones cada día…Es increíble lo mucho que reconforta estar con ellos día a día. Fui allí con mucha ilusión y gracias a Jitesh, Shiva, Kajal, los conductores de tuk-tuk, los niños y mis compañeros han hecho única esta experiencia. Poder convivir rodeada de gente como ellos me ha enriquecido y me ha hecho muy feliz. Adoro el hecho de que allí aún tienen muchos de los valores de los cuales aquí ya no todos les dan importancia, la forma en la que te abren las puertas a su mundo de forma incondicional, la manera en la que continuamente se preocupan por que tengas todo lo necesario y estés bien, me brindaron la oportunidad de crear maravillosos recuerdos con ellos y estoy muy agradecida. No puedo evitar añorar todo aquello… Sin duda India siempre estará en mi corazón.

Aida

2017-09-06 12:12:19

El mes pasado hizo un año de mi experiencia como voluntaria en Jaipur, India. Es verdad que mi comentario llega ligeramente tarde, pero como dicen: mejor tarde que nunca. Si no he comentado antes no es por falta de ganas, ni mucho menos, sino de palabras para expresar la experiencia que viví durante el més que estuve allí. Para mí fue y un año más tarde lo sigue siendo una de las experiencias que siempre recordaré y que seguro repetiré algún día. India es un país completamente diferente a lo que uno puede estar acostumbrado cuando nace con el privilegio de vivir en una ciudad como es Barcelona. Podría estar todo el comentario hablando de las diferencia entre los dos países y las culturas que se encuentran en ellos pero en mi opinión la palabra que define India como lugar es lleno. Es un país lleno, lleno de vida, de color, de olores, de ruido y, sobretodo, de contrastes. Y la gente no iba a ser diferente, también están llenas. Las magníficas personas que trabajan allí y se ocupan de que tu estancia sea lo más agradable y placentera posible, como son Jitesh, Shiva o Raja entre muchos otros, lo consiguen con grandes creces. Son gente llena de vitalidad y hospitalidad. Gente que en seguida te hace sentir como en tu casa. Por mi parte, participé en el proyecto de mujeres (Women Impowermen). Iba allí con la intención de enseñar y dar todo de mí a aquellas mujeres que pasan las tardes, mañanas y días juntas y creo que al final fui yo la que aprendió y recibió más de aquella experiencia. Gracias a todas por compartir vuestro tiempo y costumbres conmigo. Si bien empecé tan solo con ese proyecto, a mis últimas dos semanas les añadí también el proyecto de la escuela, dónde compartí agradables y entrañables mañanas con los niños de la escuela de la misma ciudad y las profesoras que se encargan del lugar. No cabe la menor duda de que es un voluntariado que recomiendo totalmente y que animo a todo el mundo a considerar como opción. Thank you so much for everything and keep doing what you do because you're doing an amazing job!

Meritxell Ferré

2017-08-28 22:39:57

Viajar a Jaipur este verano para realizar un Voluntariado de Enseñanza ha sido una de las mejores decisiones que he tomado nunca. Desde el primer día Jitesh, Shiva y Kajol me abrieron las puertas de su casa y me acogieron como una más de la familia. Ha sido sin duda una experiencia muy reconfortante, en la que recoges más de lo que das. Unos días muy intensos, llenos de emociones, intercambio cultural y de aprendizaje. Los niños con los que he trabajado son un amor, muy alegres y llenos de ilusión. Hicimos matemáticas, inglés y dibujar y pintar con colores, que les encantó! Dos semanas se pasan volando y desearía haberme podido quedar más tiempo, sobretodo cuando estás rodeada de gente tan buena... les voy a echar de menos...Espero poder repetir el año que viene!

Lidia L.

2017-07-16 08:20:48

El verano pasado decidí realizar un voluntariado en la Índia. Después de buscar por Internet varias opciones decidí que por la organización, el tiempo de voluntariado y por la seguridad que despertó en mi esta organización, ya que viajaba sola, Cooperating Volunteers era mi mejor opción y no me equivoqué. Llegué a la Índia a Jaipur concretamente, muerta de sueño y conocí a mi querido coordinador y a mi querido conductor que me llevaría todos los días al orfanato dónde realizé mi voluntariado. La pronunciación del inglés era rara y hacía mucho calor, pero des del minuto uno me sentí como en casa, aunque estaba a muchos quilómetros. Ha pasado ya un año pero aún recuerdo las caras de los niños cuando llegué el primer día al orfanato, tenían muchas ganas de aprender, de saber, de conocer, sus caras y sonrisas eran totalmente sinceras y transparentes. Hacíamos inglés, "english letters", matemáticas y jugábamos mucho. Me preguntaron como me llamaba, cuando les dije Lidia, no sabían ni cómo lo podían pronunciar, aunque lo aprendieron a escribir y, mi último día se lo escribieron en el brazo y en sus mochilas. Las personas que tejen la organización en la Índia son las que realmente llevan a la práctica el espíritu de la propia organización y la hacen tan especial. Tanto el coordinador como el conductor del proyecto me hicieron sentir tal y como decía, como en casa y parte de su familia y compartimos muchos momentos que todavía recuerdo, muchas charlas y, su actitud respecto a los voluntarios es impecable. Es muy difícil narrar todos los sentimientos y sensaciones que la Índia despertó en mi y todas las personas que conocí despertaban en mi una complicidad mágica. Después de vivir este voluntariado cambiaron muchas cosas en mi pues, pienso que la Índia es un país mágico que saca lo mejor de cada persona. Recomiendo a todo el mundo que haga un voluntariado en su vida, da igual qué país escoja, personalmente recomendaría la Índia, pero yo ya me estoy mirando el próximo, por supuesto con la misma organización ya que, aunque viajaba sola no me sentí sola en ningún momento porque tanto allí como des de aquí estuvieron pendientes de cómo estaba en todo momento. Muchas gracias por todo a todas las personas que forman parte de Cooperating Volunteers.

Javier

2017-06-20 13:33:29

Ánimo [email protected], si queréis vivir una experiencia inolvidable, no dudéis e ir a la India. Yo estuve en Jaipur, y como a casi todos, esta experiencia te marca y te cambia de por vida. Jitesh, Shiva, Raja...entre todos hicieron la estancia muy facil y amena. Desde mi vuelta, que hace ya casi seis meses, no hay día que no me acuerde de la india, de aquel orfanato..donde la humanidad recobra de nuevo sentido, y digo humanidad porque allí donde apenas nada tienen, tienen un corazón enorme y mucha humanidad, algo que hoy en dia en occidente..cada vez es menos común. Durante mi estancia en Jaipur, todo fue una enorme y grata sorpresa, así como una experiencia muy enriquecedora. Yo me fui solo, y la semana que estuve, prácticamente estuve solo, pero en ningún momento tuve la sensación de soledad, ya que tanto Jitesh como Raja como Shiva y toda la familia, estuvieron muy atentos a mi. Después de mi estancia en Jaipur, me fui a recorrer el norte de la India yo solo, y os puedo garantizar que fue increíble!! Conocí lugares maravillosos, gente increíble y me fascinó cada uno de los momentos que recorrí la India. Si te animas a hacer un voluntariado, luego puedes recorrer también parte de la india..y lo fliparas!! Yo cogi mi mochila, salí de este mundo donde creía que teníamos de todo, y después de mi estancia en la india, me vine tan lleno, tan cargado de bellas emociones, que todo lo que me traje no cabe ni en una maleta, ni en una mochila. Recomendable cien por cien

Rafa

2017-06-15 21:27:20

Mi experiencia en Jaipur se ha convertido en un punto de inflexión en mi vida. Es raro que uno se sienta en casa en el otro lado del mundo tan solo unos días después de aterrizar. Shiva y Jitesh se convirtieron en hermanos y confidentes e hicieron mi estancia fácil, llena de cariño y mucho humor, pero mucho mucho. Sus familias son increíbles, llenas de alegría, muy dulces y siempre acogedoras. Tengo la intención de volver para visitarles y darles unos cuantos achuchones más que me quedaron pendientes. Y qué decir del orfanato en el que estuve. Me enamoré de cada uno de los chavales con los que pasé todo aquel tiempo, jugando, bailando y riéndome. Son encantadores, tienen una fuerza tremenda y muchas ganas de compartir. Te reciben con los brazos abiertos y te rompen el corazón cuando te dejan marchar. Me siento afortunado por haber vivido esta aventura, bien bonita y cargada de mucho amor. También, mencionar a mis compis de viaje con las que compartí momentos inolvidables, gracias chicas: Angie, Ana, Inma y Anita, entre motherchoc, chochones y amore, mucho amore.

Marcela Mollinedo

2017-06-05 18:14:03

La experiencia que viví en la India sin duda me cambio la vida! Ya mas de un mes que termine mis cuatro semanas en el voluntariado pero aun recuerdo todas las sensaciones, personas y experiencias desde el primer día. Desde la llegada Jitesh, Shiva (su familia), Baba y todos nos hicieron sentir como en casa y nos trataron como parte de su familia! me parecía tan increíble como apenas con unas horas de llegada y me encontré con gente tan linda sencilla y de buen corazón! Durante toda la estadía (y aun después) están siempre ahí con una sonrisa y esforzándose para que la experiencia sea aun mas linda. Algo muy cierto es que los primeros días y las primeras impresiones en la India son tan fuertes e intensas, imposible de explicar verdaderamente! Todo es bastante diferente, nuevo e intenso pero realmente bastan unos días para acostumbrarse y encariñarse con la loca rutina de allá. Mis cuatro semanas las pase en el orfanato y aunque al principio pensé que seria difícil comunicarme o hacerme entender con los niños (ya que su nivel de ingles es bajo o nulo) resulto siendo algo natural y espontáneo pues son seres con tanta ternura y alegría que no hacen basta palabras para entenderlos y sentirlos. Su felicidad es pura y solo el hecho de ver que alguien vaya ahí por ellos les alegra y motiva. Con las otras chicas tratamos de ayudarlos y enseñarles lo mas posible pero sin duda ellos nos enseñaron mas! Cada día nos asombraran con algo nuevo. Definitivamente recomiendo esta experiencia! La India es un lugar que se ganó mi corazón en todas las maneras posibles. Creo que nunca había conocido gente tan sencilla tan feliz y humilde. Aprendí muchísimo de cada persona que conocí, donde sea que íbamos nos sonreían nos hablaban y se abrían en un par de minutos. Además, tuve la suerte de pasar otras 3 semanas después del voluntariado viajando por India y aun así ese tiempo no se me hizo suficiente para disfrutar de todo lo que este país ofrece. Agradezco a todas las personas que fueron parte de mi experiencia e hicieron que esas semanas allá se volviera en las mas lindas e impresionantes de mi vida! Extraño mucho todo y Espero lograr volver pronto!

Patricia

2017-06-01 11:42:15

Hace unos pocos dias que se acabó nuestra aventura en la India y se echa de menos en muchos sentidos. Hace ya un tiempo que tenía muchas ganas de hacer un voluntariado y cuando fuimos a ver a Angie nos animo para ir a India! Gracias Angie por hacerlo ☺ Desde el primer momento que llegamos Jitesh, Shiva, Raja... y todos, nos han hecho sentir como en casa y nos han ayudado en todo momento! Y la organizacion es excelente. Han sido nuestra familia india jejeje Uno de nosotros enfermó y estuvo ingresado dos dias. No tengo suficientes palabras de agradeciemiento para Shiva y Jitesh que se portaron MARAVILLOSAMENTE en todo momento. Y gracias a Albert y Angie que desde España se preocuparon. La experiencia en el orfanato ha sido increible! Los niños desde el primer momento te ofrecen todo su cariño y aunque haya barrera idiomatica, pero con una sonrisa y una mirada te lo dicen todo. Recomiendo vivir una experiencia así!!

Laura

2017-05-30 11:55:21

Varios días después de volver de India aun tengo la sensación extraña de no estar allí, todo es tan diferente y al vez tan especial que siento que en mi siempre habrá una parte India y de Jaipur. Realicé mi voluntario durante el mes de Mayo (pleno verano allí, con unas temperaturas bastante elevadas; sin embargo la casa de voluntarios cuenta con aire acondicionado y wifi) Desde España, en Barcelona, nos pusieron en contacto a los voluntarios que íbamos en las mismas fechas incluso para cuadrarlas y sacar los billetes de avión. En seguida nos hicimos más que compañeros de voluntariado, hecho nada difícil teniendo en cuenta que todos mis compañeros eran maravillosos. Nada más llegar a Jaipur vinieron a recogernos Jitesh (el coordinador) y los "tuctuc-eros" como los llamábamos nosotros, Rasha, Baba y Umar en seguida empezaron a formar parte de nuestro pequeño grupo. Nada más llegar a la casa allí esta Shiva, en ese primer momento casi no se notaba su presencia, prudente y espesante para todo lo que pudiéramos necesitar. Yo realicé mi voluntariado conviviendo con 9 más, un total de 10 que íbamos juntos a todas partes, pasamos a ser una familia. Empezamos los programas de orfanato, colegio, mujeres y yo el médico durante la primera semana, posteriormente realicé orfanato. Tanto en uno como en otro me sentí genial. Los niños del orfanato dan la vida, sin duda recibes mucho más de lo que puedes dar, son ejemplo de vida y de felicidad. Cada día me levanta con una sonrisa en la cara pensando que iba a ir a verlos. El baile y la música es un hilo conductor en todos los niños y mayores, aprendimos a sentir la música y a expresarnos a través de ella. Me enseñaron que solo con mirar a alguien a los ojos sabes si está bien o mal y sientes el "good feeling". In INDIA ALL IS POSSIBLE, es la frase que más hemos escuchado y repetido en este tiempo allí, y era verdad, y tanto que era verdad... Es muy difícil expresar con palabras todo lo vivido allí, cada paciente que te mira y sonrie, cada niño que te dice no te vayas, cada gesto verdadero. Nada de esto habría sido igual sin la gran familia que no cuidaba y acogía en Jaipur. Papa Shiva siempre pendiente de todos, incluso me llamó en mitad del voluntario por un pequeño incidente el día anterior, para comprobar que todo estaba bien. Cada mañana venía con su mujer y ver que estamos bien, la comida era correcta, y nos llevaba a los programas. Nos aconsejaron en todo momento donde ir y como en el tiempo libre, incluso nos facilitaron los medios. Nos sentíamos como en casa, siempre respaldados y cuidados, el good feeling era más de evidente dentro de la casa. Incluso nos invito a todas las voluntarias a cenar a su casa con su familia, fue muy especial. Jitesh se encarga más de aspecto logístico y organizativo pero siempre con una sonrisa y buen trato. Baba y Rasha siempre disponibles para llevarnos donde hiciera falta con sus canciones y bailes, intentando hablar con español no tenían desperdicio. El día de la despedida fue uno de los bonitos allí, los niños del orfanato incluso se emocionaron, nos daban las gracias por el tiempo empleados, por los juegos y las clases, y nosotras no podíamos dejar de pensar: gracias de que? si sois vosotros los que nos habéis llenado de vida¡ Cada niño con su historia, cada niño con su sonrisa... Aún me emociono al recordarnos Deepak, Pawam, Jurasic.. y tantos más. Sin duda ha sido una de las experiencias de mi vida y que volvería a repetir una y mil veces más.

claudia

2017-04-20 01:12:56

Siempre había tenido curiosidad y una atracción muy fuerte por ir a la India pero con un sentido. Cuando encontré a esta organización todo se dio de una manera muy fácil, donde me sentí muy acogida desde el comienzo. Fui en enero de este año al programa de orfanato y al de elefantes por un mes, y hoy tras 3 meses de mi estadía allá puedo decir es que es lejos la mejor y más maravillosa experiencia de mi vida. Todos los días me acuerdo de los niños de sus caras de alegría, de su cariño y entre, a pesar de sus contextos de vida muy difíciles. Para mí "mis angelitos" que me enseñaron lo importante de la vida, la alegría, la humildad y el amor que trasciende a pesar de lo que sea. Realmente me hicieron muy felices y espero haber ayudado a que pudieran seguir soñando. Escribo esto porque realmente me siento muy afortunada de esta experiencia y espero que muchas personas más puedan ser ser voluntarios y vivir esto que es realmente increíble. Quiero dar las gracias infinitas al equipo de Cooperating Volunteers, a Angie que desde el comienzo con mails y en toda instancia estuvo preocupada de que con Mili( la otra voluntaria de Argentina, que nos llevamos increíble) nos sintiéramos bien y no nos faltara nada, a Jitesh el coordinador de India que también nos hizo sentir muy cómodas, y sobre todo a Shiva quien nos invitó varias veces a su casa a comer con su familia, lejos la mejor comida del mundo! jajajaj Realmente un papá para mí, nunca olvidaré cuando me acompañó al hospital y me espero en la camilla hasta que me dieran todos los medicamentos por vía venosa y me sintiera mejor. También quiero dar las gracias a Raya que era quien en su tuk tuk nos mostraba el encanto de la India. Gracias totales por permitirme vivir una experiencia que siempre tendré en mi corazón. un abrazo a todos!

Ana Rodriguez

2017-04-09 19:02:19

Voluntariado en India Al principio no tenía claro que destino escoger, finalmente decidí la India, y no me arrepiento. Ha sido una experiencia única, gracias a Shiva y Jitesh, me he sentido como en casa. He podido aprender muchas cosas sobre la India y su cultura, junto a ellos y su familia. Mi proyecto era el médico, con una furgoneta íbamos por zonas rurales y zonas con menos recursos. Los componentes son muy buenos profesionales y hacen un gran trabajo. Siempre recordaré muy positivamente este voluntariado, me ha hecho crecer y conocer a personas extraordinarias. Me llevo un pedacito de la India conmigo, así como las ganas de volver. Ana

Cristina Olivares

2017-02-05 20:35:17

My experience in Jaipur, India. Although I decided to go to India as a volunteer I must recognize that I was afraid. I had a lot of prejudices from India and I didn't feel excited before going there. But when I arrived there, all changed. I could see the real life and all my fears vanished. I don't have words to explain how is this country and also how is the local people. They are very hospitable and very good people. They opened the doors of their houses and you become a member of their family without doing anything. In India family and friends are very important. I worked in two projects. I made a programme in a school and another in an orphanage. Both projects were different but at the same time very useful. In the morning I went to a small school with a group of six or seven children from different ages. We studied and also we played games, sing songs, made gymnastics, and other activities. In the afternoon I went to an orphanage. This group was bigger, about 30 children and were older, between ten and eighteen years old. In this group also we studied English, maths, geographic, and also played different games, dance, and make gymnastics inside the class because the couldn't go out. On day, all the volunteer prepared an excursion to go to the zoo and they enjoyed a lot. I invested a lot of energy because the group didn't have a good level of English but we always were able to understand each other. The balance of the experience is very positive. I have learnt a lot things, from the children and also from the culture. I think I have taken more profit from it than the children. What I really most admire from them is their hospitality. In India is impossible to feel alone. I want to mention all the local people that make me to fell as if I was in my own house: Chiva, Jithest, Suraj, Asha, Shephali, etc. I will never forget you. Thanks for all and see you soon. Finally I want to say some words to the other volunteers;Jessica and Juan,without them it would not have been possible. THANKS!!

Juan ( LA INDIA -JAIPUR - Noviembre 2016)

2016-12-29 19:47:20

Tenía muchas ganas de viajar a la India y además de participar personalmente en un programa de voluntariado, como forma de aportar mi pequeño granito de arena en la ayuda de personas allí necesitadas, además de conocer en primera persona la realidad de aquellas tierras. Creo que tuve suerte al tener la oportunidad de ir en noviembre a Jaipur: El tiempo en esta época suele ser y fue genial, no hizo ni frio ni calor y tampoco nos llovió ningún día. Por otra parte en la casa donde nos alojábamos por ser temporada baja sólo estuve con dos personas más, Jessica y Cris de Barcelona que como era de esperar enseguida hicimos buenas migas formamos un buen equipo y, por lo que a mí respecta, la experiencia del voluntariado en general fue muy buena. Me apunté a dos programas simultáneamente: el de TEACHING por la mañana y el del ORFANATO por la tarde. Quería aprovechar al máximo mi tiempo. Jessica y Cris también hicieron un tanto de lo mismo. Además los niños son muy agradecidos y te compensan con creces el esfuerzo y estrés que conlleva combinar ambos programas. Todo ello fue posible gracias al equipo de Cooperating Volunteers... Aquí en España, antes de salir, Angie con muy buena predisposición me fue asesorando y despejando todas las dudas que me surgieron durante la preparación del viaje. Estuvo pendiente de mi, hasta el momento en que aterricé en Jaipur, y cuando lo hice, allí estaba esperándome Jitesh, el coordinador, junto con Chiva encargado de los transportes. Luego también conocí a Raja, Omar que forman parte del equipo de transportes… También a Mira y Behadur, nuestros cocineros… Todos ellos, se encargaron de todo para que sólo tuviéramos que preocuparnos de nuestro trabajo en los programas. Estuvieron pendientes de nosotros y nos trataron como amigos… Incluso nos invitaron una noche a cenar en sus casas… y también a una boda de un familiar de ellos, que se celebró en un lugar en medio de la nada a 60 kilómetros de Jaipur. Asistir a esa boda fue una experiencia muy singular y genuina… Fueron 15 días en los que aprendí más que lo que enseñé…

Lourdes

2016-08-04 10:55:47

El voluntariado forma parte de un intercambio cultural en el que ellos te enseñan cosas a ti, y se sienten fascinados por nuestra cultura, por ser tan diferente a la suya, y tu también aportas tu granito de arena. Bailes, manualidades, maquillaje, masajes... Cuando estás con las mujeres, e inglés y dulzura cuando estás con los niños. Es una buena experiencia para aquellos que quieran ponerse a prueba a si mismos, y realmente aprendes a valorar lo que tienes, y ves que allí ellos con mucho menos que nosotros, son mucho más felices. Así pues, pasar un mes en Jaipur ha sido una de las experiencias más increíbles de mi vida, sin duda. He conocido gente maravillosa, que es lo mejor que me llevo. Allí tienen un equipo estupendo que te hace sentir como en casa y te ayudan si tienes cualquier problema, cosa que se agradece muchísimo cuando estás tan lejos de casa. La gente de allí es tan cercana y tiene unos valores, que deberíamos de trasladar hasta aquí. Yo he vuelto con una sensación de haber dejado una vida allí y unas personas que nunca desapareceran de mi corazón. Miss you all.

Alex

2016-08-04 10:54:34

Hace apenas 5 días que he vuelto a España en cuerpo, pero no en alma. He estado durante un mes en india, en Jaipur y no puedo describir todo lo vivido en palabras, lo intentare pero es dificil. La primera semana me costo un poco adaptarme por el gran xoque cultural, no sabes donde estas, te sientes deshubicado, pero esta sensación se va igual que viene. Todo es muy diferente, las calles, la comida, la gente y la vida en general. Estoy muy agradecido con cooperating porque me llevo muchas cosas, siento que he crecido que eso que dicen es cierto; me siento mucho mas rico interiormente. Jitesh es como mi hermano pequeño de allí, era el que te solucionava los pequeños Problemas que podias tener, siempre estava sonriendo y siempre estava con nosotros igual que Shiva i Raja. Quiero darles las gracias a estas tres personas enormes de corazón no se como agradecerles que mi estancia en Jaipur haya sido el mes mas feliz de mi vida, todo se me queda corto. Shiva como Mi hermano mayor, o padre, no podia mantener su corazón en en el Pecho, me ha hecho sonreir en todo momento, ojala estuviera allí aun con ellos, los hecho mucho de menos. Raja, el mejor conductor de tuck-tuck no de la india, sino del mundo. Su conducción era la mejor que podias tener, todo el mundo queria ir con el, el más divertido, tenias que dejarlo fluir dejarle ser el. Me tratava como si fuera su hermano pequeño, me lo llevo en el corazón, cuando estavas con el estavas como en casa. Gracias a los tres porque me haveis hecho muy feliz, mi estancia en jaipur a sido perfecta. Hecho de menos ir andando por la calle, cerrar los ojos y oler todo tipo de olores, buenos y malos, el ruido, lo hecho de menos!! Cruzar sus calles locas la gente humilde invitandote a sus casas a conocer su familia darte de comer, no hay gente mas humilde, GRACIAS. Hablando del programa de mi voluntariado ha sido perfecto también, he estado un mes en la elephant village y no tengo palabras para describir los sentimientos que surgen de ese Sitio mágico, doy las gracias a la gente de allí por dejarme estar en su casa con sus elefantes intentando ayudar en lo que se podía, los elefantes son los animales más inteligentes del Mundo, y se tienen que cuidar y allí me han enseñado o me han recordado cosas que en mi sociedad ya se me habia olvidado. Recuerdo el tacto de su piel, ponerle la mano arriba d la trompa y que se comunique contigo temblando. Ha sido un viaje especial, el Viaje de mi vida, no se como mas agradecer todo, a cooperating i a la gente que estava allí con nosotros, lo recomiendo a todo el mundo, porque me hubiera quedado un mes mas para sentir mas hacer mas chocarme mas culturalmente, era como una bofetada de cultura de vida totalmente diferente a la nuestra. Me los llevo a todos en mi corazón y pienso repetir no me cansaré de ver mundo pero volviendo donde empezó todo, en Jaipur, india. GRACIAS por dejarme vivir todo esto.

Laura

2016-08-03 10:32:50

Hace sólo tres días que volví de un voluntariado de un mes en India y volvería a repetir la experiencia una y cien veces, con los momentos buenos y los no tan buenos que me han acompañado. Y yéndome mañana si hiciera falta. Así de intenso es lo que he vivido allí. El choque cultural puede asustar un poco al principio, todo es muy diferente a lo que estamos acostumbrados. Pero los coordinadores siempre están allí para ayudarte y hacerte sentir como en casa. Jitesh, comprensivo y 'solucionador de problemas', ha sido el puente entre coordinadoras de los centros y yo. Shiva, siempre disponible, atento, generoso, abierto: me faltan adjetivos para describir como de integrada me he sentido por él y su familia, los llevo en el corazón. Raja y Baba son los conductores más divertidos que te puedes encontrar, te dan un trato tan familiar y cariñoso que se te olvida que no son tus parientes. Y me dejo a Billu, Umar, Rama,... Todos muy solícitos y agradables. En cuanto al voluntariado, yo hice mujeres y enseñanza. Las mujeres con las que estuvimos eran la mayoría muy jovencitas, de los 16 a los 20, y tenían avidez por saber: inglés, español, talleres, maquillaje,... Sin duda es buena idea ir con materiales y proyectos para hacer, y aún así, seguro que consiguen acabar con vuestras propuestas iniciales. En la escuela todo es fácil. Están justo aprendiendo lo básico y hay muchos niveles diferentes, pero todos progresando. Los niños son una pasada, te los llevarías a tu casa de lo amorosos y simpáticos que son. En definitiva, recomiendo mucho esta experiencia a las personas que quieran aportar su granito de arena. Y aunque dejaréis allí mucho, no será comparable a todo lo que os llevaréis vosotros, os lo aseguro. Yo ya estoy echando de menos a mi familia Hotla.

Lucia Gimenez

2016-04-11 11:58:01

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa...” Mahatma Gandhi. Este es el lema con el que uno vuelve luego de realizar un voluntariado en India. ¿Y por qué evaluar “la victoria” en el esfuerzo sin expectativas de triunfo o derrota? Si lo que nos enseña nuestra sociedad es que a través del esfuerzo se consiguen resultados y los resultados “deben” ser buenos... Es que en la India se aprende que NO siempre el resultado esperado será el que nos hará felices. No siempre las cosas saldrán como se las planificó sino que a veces es necesario improvisar para lograr algo mejor, aunque esa improvisación no sea lo que más nos guste. La India es un país muy diferente que obliga a abrir la mente en todos los aspectos. Al momento de elegir mi voluntariado en la India supe que no iba a ser fácil la adaptación a una cultura totalmente diferente a la mía. Allí la religión es la que rige sobre los valores y estos están ligados al modo en que la gente lleva adelante el diario vivir. Es importante conocer bien esta realidad ya que será lo que ayuda a poder salirse de los estereotipos que tenemos arraigados. En la India para poder aportar algo es necesario meterse primero en la piel de las personas a las que se quiere ayudar. La llegada a la India es algo fuera de serie, la diversidad socio-cultural, religiosa y espiritual es inmensa. La desigualdad está presente por todos lados en las grandes ciudades, por lo tanto hay que saber sobrellevar esa permanente imagen, la cual con el cabo de los días se constituye como algo propio del país. Y claro que es fuerte el contraste!!! Pero es parte de la experiencia. Mi voluntariado consistió en asistir a un centro de enseñanza para niños, allí asisten a la tarde para aprender inglés, manualidades, y tener un espacio donde poder SER niños. Algunos de ellos trabajan y van a la escuela y el momento de ir al centro es una alegría ya que allí están los voluntarios esperándolos a diario. Al ser niños que en ocasiones sufren maltrato, uno ve que entre ellos también interactúan de manera violenta, y es allí donde el rol del voluntario debe ser enseñar sobre el cuidado y respeto por el otro, y ellos aceptan con ilusión hasta lo más mínimo que se les pueda brindar. También asistí, durante una semana a un centro de nutrición y programas de empoderamiento de la mujer. Ellas asisten todos los días ávidas de aprender, escuchar y compartir todo lo que uno pueda brindar, desde conocimientos de idioma ingles hasta bailes y modos de vestir. Es de estas mujeres que se aprende sobre la generosidad y la hospitalidad de la cultura hindú. A pesar de que muchas veces son subestimadas dentro de su sociedad, ellas hacen valer su voz o al menos lo intentan, como dice la frase de Gandhi. Sobre COOPERATING VOLUNTEERS de nuevo debo decir que son una organización ideal para acompañar en este tipo de experiencias. La casa de voluntarios se vuelve la real familia que uno necesita en ese día a día. Tanto para compartir experiencias en los trabajos como también las visitas que uno realiza dentro de la ciudad, que es como estar dentro de un cuento con mezcla de ficción y realidad en escenarios incomparables unos de otros, ya que la India es un abanico de paisajes, etnias, vestimenta, sabores y sonidos por donde sea que uno camine. Recomiendo este voluntariado a todos los que busquen adentrarse en un mundo totalmente distinto. Sabiendo que la gratificación final estará en la tarea, mas allá del propósito final. Por lo tanto citando de nuevo a Gandhi: “La mejor manera de encontrarte a ti mismo es perderte en el servicio de los demás…”.

Caren Fruh

2016-04-01 14:57:09

Nacemos para vivir con el favor de una mente que no tiene límites y un corazón que puede amar mas de lo que suponemos... Mi experiencia como voluntaria fue en India, Jaipur. Al principio tenia muchas dudas por hacer el voluntariado en ese destino ya que el idioma era una limitación para mi, después de varios skipe con cooperating y Lucia la persona con la que compartí mi viaje, el idioma paso a un décimo plano y me zambullí en esta increíble experiencia de vida, que si dudas marco mi vida para siempre... Todo un desafío para mi, mi primer viaje y al otro lado del mundo!!!! ... nada menos. COOPERATING VOLUNTEERS es una gran familia uno se siente como en casa, siempre están ante cada detalle que pueda surgir, y para mi fue una caricia a mi alma tenerlos. Al llegar a India uno se encuentra con el caos!!!!! Tienen un sexto dedo...tocan bocina todo el tiempo, el tránsito es caótico, es muy divertido... pero hay que tener mil ojos te da la sensación que te van a chocar de todos lados pero no pasa nada!!!!!. En india se rompen todos los esquemas, nada tiene lógica de lo que seria la lógica para uno, parece un cuento surrealista, el mundo del revés. Yo soy Licenciada en Nutrición participe de dos programas en los cuales tome datos de pesos y tallas de los niños para hacer evaluaciones nutricionales. Ademas de colaborar en enseñanza y juegos. Los niños son muy alegres, extrovertidos, dispuestos a todas las actividades que se planteen, aman bailar, aman su música y su cultura. Es increíble, indescriptible la de sensaciones y emociones que uno vive. Es algo que si uno tiene la oportunidad no se lo puede perder. Recomiendo esta organización sin lugar a dudas, ademas como dije antes!!! Uno la siente una familia, la contención es a cada instante, y la gente es maravillosa con un corazón grande como el universo.

Quim Gómez Ramos

2014-11-01 11:52:51

Mi voluntariado ha sido en la India y cuando escribo estas líneas, aún estoy allí. Las palabras para describir mi experiencia parece que sean de un cuento de hadas o de algo irreal, pero lo que viví es bien real. Gracias a Cooperating Volunteers me fuí a la India a trabajar en un orfanato en medio de Jaipur. El choque inicial si nunca has visitado el país es muy grande. Se podría resumir en que es un caos delicioso. En el orfanato en cuestión hay unos 25-30 niños, desde 6 a 15 años. La complicidad que establecí con ellos es algo que no se puede expresar en ningún idioma. Cada uno de ellos es un auténtico héroe y sus armas son las sonrisas permanentes que dibujan sus labios, unas sonrisas que te sacuden el corazón como nunca antes había sentido. Todos llegan al orfanato de multitud de diferentes problemas, problemas que darían para películas de mil horas y no cómicas precisamente. Es por eso que cualquier ser humano no podría sino sentir admiración al conocerles. Como me pasó a mi, claro. El día a día es muy senzillo, iba al orfanato por las mañanas y les intentaba ensenyar un poco de inglés y algo de matemáticas. A veces era el abecedario o a veces algo mas complicado, hay que tener en cuenta que había niños que con 15 años nunca habían ido al colegio, imaginaros. Además todos estaban dispuestos a aprender nuevos juegos, reír o compartir momentos contigo. La verdad más grande de esta aventura es que yo he aprendido muchísimo más de ellos que al revés, eso seguro. En la India se te rompen todos los esquemas y todo se pone patas arriba y tu, que te sientes muy pequeño, lo intentas volver a construir todo de nuevo. Y así aprendes y así viví todas mis semanas en ese increíble país, intentando encontrar la explicación al porqué esos niños tenían que vivir lo que habían vivido. Sólo por nacer en el lugar equivocado. Quién lea esto puede pensar que todo es negativo pero al contrario, esta experiencia te da una fuerza y una convicción imparable y el contacto diario con los niños y el país es realmente mágico. Vivir una aventura como esta debería ser obligatorio. No espereis más, adelante!
EneroFebreroMarzoAbril
1- Año Nuevo
7- Día de la Victoria sobre el Genocidio
22- Meak Bochea Day8- Día Internacional de la Mujer13, 14, 15, 16- Día de Año Nuevo Khmer
MayoJunioJulioAgosto
1- Día internacional del Trabajador
13, 14, 15- Celebración del Cumpleaños del Rey
20- Visakha Bochea Day
24- Ceremonia del Arado Real
1- Día Internacional del Niño
18- Aniversario de la Madre de la Reina
SetiembreOctubreNoviembreDiciembre
24- Día de la Constitución
30- Pchom Ben Day
1, 2- Pchom Ben Day
23- Aniversario del Acuerdo de la Paz de Paris
29- Día de la Coronación del Rey Sihamoni
9- Día de la Independencia
13, 14, 15- Festival del Agua
10- Día Internacional de los Derechos Humanos