El auge del voluntariado internacional

¿Qué papel tiene el voluntariado internacional en países que están en vías de desarrollo?

Si has ido a dar con estas líneas es porque seguramente tiene cierto interés en saber un poco más acerca de las implicaciones que tiene el voluntariado internacional en aquellos países que están aún en vías de desarrollo.

Pues bien, tenemos que decirte que estás en el lugar adecuado. Y es que la experiencia que hemos ido adquiriendo con el paso de los años nos permite tener una visión, tanto global como en detalle, de todo lo que sucede alrededor de este fenómeno que es el voluntariado.

El auge del voluntariado internacional

Antes de nada hay que decir que este es un fenómeno que llama especialmente la atención. De un tiempo a esta parte, las crecientes diferencias existentes entre poblaciones de distintos lugares del mundo no ha hecho otra cosa que concienciar a un gran número de personas.

Unas personas que, como tú, quiere rebelarse ante esta situación. Unas personas que, dentro de sus posibilidades, buscan soluciones prácticas para poder potenciar ese desarrollo económico que es vital para que la calidad de vida de las personas que habitan esos países sea de una calidad mayor.

La importancia del aprendizaje

Esto es algo muy curioso. En contra de lo que se pueda llegar a pensar, todo lo que tiene que ver con una acción que se lleva a cabo de un modo totalmente voluntario, termina compensando a la persona que la lleva a cabo. Es así de simple.

Pero es que podemos ir incluso un poco más allá. Y es que la pasión con que las personas voluntarias viven esta experiencia sirve, en realidad, de factor multiplicador. No en vano no hay más que ver los testimonios de personas que ya han pasado por este proceso para ser testigo de lo que realmente han sentido.

No se trata únicamente de pasar unos días, unas semanas o unos meses conociendo un problema concreta en un lugar más o menos alejado de tu realidad diaria. Se trata de comprender la importancia que tiene tu aportación. Es más, serás testigo de la transformación no solo que sufre la comunidad en donde estés. También serás testigo de la transformación interior que tú mismo vas a poder sufrir. Estamos plenamente convencidos de que a partir de ese momento, desde el mismo momento en el que pises el lugar al que hayas decidido viajar, no volverás a ver tu entorno igual.

¿Qué programas de voluntariado existen?

A decir verdad no podemos hablar de un programa en concreto. Cada año que pasa, como hemos dicho al inicio de estas líneas, las desigualdades alrededor del planeta son mayores con todo lo que ello implica desde el punto de vista de las necesidades de estas personas.

Esto hace que siempre existan programas que se ajuste exactamente a lo que estás buscando. Tanto si lo que puedes aportar es una labor que tenga que ver con la salud, con la enseñanza o con la colaboración, siempre encontrarás un proyecto para ti.

  • Atención médica. Este es un tipo de voluntariado básico. En él podrás hacer frente a los problemas de salud de los habitantes de ese poblado concreto.
  • Cuidado de niños. Esta tipología es muy satisfactoria. Podrás prolongar la vida de los más pequeños que son, en consecuencia, los más desfavorecidos.
  • Conservación de especies. El medio ambiente y los ecosistemas son algo fundamental para que la vida sea próspera. Unos programas en los que proteger las especies autóctonas.
  • Desarrollo social. La integración, la igualdad y otros problemas de ese tipo de sociedades se pueden solucionar con tu acción.
  • Cuidado ambiental. Al igual que hemos comentado con las especies, la flora autóctona juega un papel vital para los habitantes de aquellos países.

Como has podido existen numerosos programas en los que poder intervenir. Solo tienes que saber qué es lo que más te mueve, qué es lo que es más afín a ti y, por supuesto, tomar acción al respecto.

¿Qué te hace falta para ser voluntario?

Como ya hemos podido ver, son tantas las facetas las que puedes desarrollar dentro de un programa de voluntariado que no tienes que tener unas habilidades concretas. De hecho, dentro de los programas que existen a día de hoy se pueden encontrar numerosos perfiles entre los que seguro tú te encuentras.

  • Profesionales no cualificados.
  • Profesionales cualificados en áreas como la sanidad o la salud.
  • Profesionales cualificados en áreas como la economía o la enseñanza.

Y estos son solo algunos ejemplos. Ni que decir tiene que otros aspectos como la capacidad de ofrecer una mano de obra, o simplemente las ganas de colaborar y de implicarse en proyectos de este tipo son cualidades más que suficientes para encajar en estos proyectos.

¿Cuál es la duración y el salario de estos programas?

La primera cuestión no tiene una respuesta certera. Esto se debe a que son tantos los programas en los que puedes participar que no existe una duración estipulada o estandarizada. De hecho nos podemos encontrar programas que pueden ir desde los 7 días de duración, hasta programas que pueden durar un mes pasando por los que pueden extenderse a lo largo de un año.

El propio concepto de estos programas, es decir, de voluntariado, hace que no exista un salario como tal. Es cierto que el alojamiento y la comida son aspectos que se incluyen. Sin embargo, otros gastos como pueden ser los personales no están incluidos.

A partir de ahí puede darse el caso, incluso, de que el voluntario tenga que realizar ciertas aportaciones. Como bien debe saber los lugares a los que se acuden, al menos en líneas generales, son lugares en los que la pobreza es la protagonista.

Esto hace que no sean pocas las ocasiones en las que hay que realizar pequeñas inversiones para medicina, materiales o la contratación de cualquier especialista de la zona que esté capacitado para abordar las necesidades que se puedan tener en ese preciso instante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *