Voluntario: consejos para un voluntariado

Consejos para hacer un voluntariado

El motivo por el que las personas se decantan por hacer un voluntariado en los países más necesitados es porque llevan dentro de sí mismas el espíritu luchador y el sentimiento de ayuda al prójimo. En Cooperating Volunteers te ofrecemos la posibilidad de poner en práctica tus actitudes y aptitudes como voluntario junto a los más desfavorecidos que necesitan tu ayuda. Un voluntariado te hará vivir una experiencia que jamás olvidarás y que formará parte de tu personalidad diferenciadora.

 Características de un voluntario

  • Para ser voluntario debes ser una persona activa porque tendrás que ofrecer lo mejor de ti mismo en todo momento y estar disponible cuando se requieran tus servicios.
  • Para ser voluntario debes dejar apartadas las cosas materiales para centrarte en lo verdaderamente humano porque los más desfavorecidos necesitan de tu cariño y solidaridad.
  • Para ser voluntario debes ser creativo y resolutivo porque te enfrentarás a situaciones en que deberás utilizar la imaginación y el corazón para acertar en tus acciones y buscar la mejor solución.
  • Para ser voluntario debes tener sentido crítico para analizar la realidad que te rodea y ser consciente de qué es lo que se pide de ti en cada momento. Como voluntario también deberás hacer críticas constructivas dentro del grupo de trabajo para mejorar vuestras labores.
  • Para ser voluntario debes ser constante y tenaz para afrontar con fuerza y eficacia las tareas diarias y las dificultades que puedan surgir. En ocasiones, los resultados no se ven de inmediato pero hay que seguir trabajando.

Cómo prepararse para hacer un voluntariado con niños

  • Para realizar un voluntariado con niños debemos sentirnos en armonía con ellos.
  • Para realizar un voluntariado con niños la paciencia es nuestra mejor aliada porque los más pequeños necesitan una atención más personalizada y serán los que más expresen sus necesidades.
  • El voluntariado con niños exige que el voluntario tenga dotes de mando para hacerse respetar y que hagan lo que se les pide, porque a tempranas edades no comprenden que lo que se les manda es por su bien.
  • En un voluntariado con niños el voluntario debe ser cercano y amable para que lo vean como uno más de la familia y se habrán con él para contarle sus problemas, y poder ayudarles de una forma más eficaz.
  • En un voluntariado con niños se deberá entregar toda la humanidad y corazón porque los más pequeños son los más sensibles y los que necesitan más cariño y ayuda para crecer en buenas condiciones y ser buenas personas el día de mañana.