5 playas de Brasil que te harán sentir en el paraíso

A la hora de decidir visitar Brasil, una de las grandes dudas que nos vienes a la mente es ¿qué playa visitar? Y es que su litoral atlántico alberga alrededor de 2000 playas a lo largo de sus más de 7.000 kilómetros de costa. Playas situadas en diferentes parajes idílicos como bahías, archipiélagos, zonas montañosas, o islas desoladas donde descubrir es el objetivo de la visita.

Intentar reducir todas sus playas en una lista es complicado, por ello a continuación encontrarás mencionadas aquellas que pueden resumir la belleza de la costa tropical brasileña, destinos costeros de gran relevancia que son imposibles dejar a un lado, o playas remotas donde disfrutar del contacto con la naturaleza.

Praia de Grumari, Río de Janeiro

Rio de Janeiro es uno de los enclaves de este país, sin duda sus playas son una de las atracciones más demandadas. Al oeste de la ciudad, en la región de Barra da Tijuca, se encuentra la Playa de Grumai. En sus 2,5 kilómetros de costa el viajero podrá adentrarse en en el  Parque Ecológico Municipal Prainha, enclave de surferos. La playa se caracteriza por las rocas en sus costas, el verde del territorio y las aguas oscuras y cristalinas.

Una playa ideal para aquellos que se quieren alejar de grandes masas de locales comerciales o turistas.

Galés , Maragogi.

Maragogi, en el estado de Alagoas, es una zona costera que ofrece lindas playas, buen clima, y atardeceres bordeados de palmeras. La vida marina de Maragogi impresiona a cualquier aficionado a los deportes acuáticos debido a la costa de coral que se extiende en el territorio, un total de 130 kilómetros  de arrecifes por descubrir. A 6 kilómetros de la costa se encuentra Galés, uno de los mayores arrecifes de corales de mundo formados mar adentro.

Una opción cien por cien recomendada para los aficionados al snorkel.

Playa de Tibau do Sul, Pipa.

Pipa es un destino que se distingue de los demás por sus falésias (acantilados) de arenisca rojiza. Este enclave, uno de los más visitados de Rio Grande do Norte, alberga playas como Tibau do Sul (o “da Barra”).

La playa se encuentra a 7 kilómetros de distancia de la ciudad,  permite bañarnos en playas del mar y en playas de la Laguna de Guaraíras, a la vez que disfrutar de una cerveza y un buen plato local en las barracas que se distribuyen a lo largo de la costa.

Una playa que combina a la perfección un entorno de acantilados, dunas, y actividades de ocio.

Jericoacoara, Jijoca

descubre la playa de Jericoacoara

La playa de Jericoacoara (Jeri) es una de las grandes conocidas a nivel internacional tras salir elgida como una de las 10 mejores playas del mundo en “The  Washington Post”. Una playa que ofrece la gran aventura de llegar hasta ella. El acceso fácil se realiza a través de avioneta, aunque otros prefieren el trayecto que combina 6 horas de bus desde Fortaleza hasta Jijoca, y 20 kilómetros en jardinera (un trailer arrastrado por un tractor) a lo largo de las dunas). Una vez en el pueblo, la estancia merece un mínimo de tres días para conocer las calles de arena, disfrutar de las playas vírgenes como Jericoacoara, escondidas tras las dunas de la costa oeste.

Copacabana, Rio de Janeiro

La playa urbana más célebre a nivel internacional, Copacabana en Rio de Janerio, un lindo enclave que combina la belleza costera del país con el “skyline” del esta gran ciudad.

Un paseo por Copacabana al atardecer acompañados por sus majestuosos morros y el ritmo su gente, la cual nos permitirá conocer la cultura carioca, marcada por la distensión, la alegría y el baile. La imagen de esta playa nos dejará una postal de música, gente linda, un ritmo animado, y una bonita costa de la emblemática Rio de Janerio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *