Todo sobre la capital de Etiopía

Antiguamente conocida por el nombre de Abisinia, La República Federal de Etiopia es un país situado en el este de África, en el conocido cuerno del continente. Este país es el segundo país africano más poblado, con alrededor de 80 grupos etnolingüísticos, es considerado como la región del Homo Sapiens.

Todo lo que tienes que saber de la capital de Etiopía

El país destaca por haber resistido la colonización, excepto por un periodo de cinco años bajo la ocupación italiana (1936-1941).

Su capital y ciudad más larga es Addis Ababa, siempre ha tenido un encanto mágico. Siempre ha sido la puerta de entrada a un mundo de oportunidades para la población del campo, pasa sus visitantes la ciudad presentaba la entrada a un mundo antiguo y místico.

Muchos visitantes la toman como ciudad de paso, lo cierto es que la ciudad cuenta con diferentes enclaves para ser visitados a nuestro paso.

El Merkato

Este representa el mercado más grande de África al aire libre. Supone una visita atractiva donde encontrar diferentes objetos, pero es conveniente tener en cuento que es mejor no llevar objetos de valor con nosotros.

En este lugar podemos encontrar tanto animales vivos; café, tabaco al por mayor, especies y alimentos a granel, ropa, zapatos o electrodomésticos. Parece ser que todo tiene lugar en este mercado abierto.

Su actividad no tiene un segundo de parada, el mercado está abierto todos los días de la semanas siendo el sábado su día de mayor actividad.

La Catedral de San Jorge o “Bet Georgis”

Se sitúa en el norte de la calle Churchill, muy cerca a la Piazza. La catedral destaca por su forma octogonal,  su estilo neoclásico y los jardines que se encuentran alrededor de ella. Fue construida en 1896 por el emperador Menelik II con el objetivo de conmemorar la victoria frente a Italia.

Cerca de la catedral encontraremos un museo con objetos religiosos en su interior, habituales en todas las iglesias de país, pues Etiopia fue el primer país israelí en declararse cristiano. La entrada cuenta 15 Birr.

Cerca de la catedral encontramos La Piazza, también llamada Plaza De Gaulle. En un paseo por esta zona podremos ver los diferentes edificios que dejo la época de ocupación italiana, de entre ellos destaca el Hotel Taitu, el más antiguo del país, con una decoración de época muy hermosa que invita a tomar algo en el restaurante del interior.

Otro de los lugares donde dar un relajante paseo es el Lago Langano  y sus bosques verdes. El lago tiene un origen volcánico, y sus orillas están rodeadas de bosques habitados por un sinfín de pájaros, monos, ardillas y otros animales. Para llegar a él se debe recorrer 200 kilómetros por la carretera del sur de Adís Abeba.

En Adís Abeba encontraremos una ciudad de contrastes entre caóticos comercios africanos, un mundo de religiones, y un entorno natural  a pocos minutos de la ciudad. Un lugar de paso, donde quedarse quieto no está permitido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *